El manguerazo de liquidez anunciado ayer por el BCE está teniendo efectos muy sensibles en las economías periféricas europeas. Y, en concreto, en los activos financieros españoles. 

El Ibex marca nuevos máximos de los últimos años (Casi históricos si contamos dividendos) y se acerca a los 11.000 puntos. 

Pero más llamativa aún la situación de la renta fija, donde la prima de riesgo española baja con fuerza para situarse cerca de los 130 puntos. Y el bono a 10 años marca nuevos mínimos históricos por rentabilidad en el 2,6%

 

 

Quién nos iba a decir hace un par de añitos que íbamos a ver estos niveles...