La mayor red social dirigida para profesionales hizo pública una previsión de ingresos para 2.014 entre 2.020 y 2.050 millones de dólares (entre 455 y 460 en el primer trimestre), por debajo de los 2.160 millones de dólares previstos por los analistas (470 en el primer trimestre). Tras la publicación, las acciones de LinkedIn ya caían un 8 %.

Los ingresos de LinkedIn aumentaron un 47 % respecto al año anterior, alcanzando los 447 millones de dólares, batiendo los 438 millones previstos por los analistas. Sus beneficios fueron de 3,8 millones de dólares (0,03 por acción) muy por debajo de los 11,5 millones de dólares (0,1 por acción) del año anterior.

Esta red anunció también su inversión de 120 millones de dólares para comprar Bright, servicio de motor de búsqueda de empleo online. A su vez, la empresa tiene como prioridad recibir ingresos a través de aplicaciones para dispositivos móviles, ya que son cada vez más los usuarios que utilizan LinkedIn a través del móvil (un 38 % en el último trimestre del año, cuando solamente eran el 8 % a comienzos de 2011).

Desde que esta empresa saliese a bolsa en 2.011, ha superado todas las proyecciones trimestrales. Teniendo en cuenta que estos datos no han sentado bien al mercado y la tendencia de los últimos meses, es un valor que solamente recomendamos comprar, en caso de que se alcancen los 257,57 dólares la acción, lo que supondría alcanzar un nuevo máximo histórico y la confirmación de una tendencia que, en el largo plazo, se ve alcista. A aquellos inversores que tengan este valor en cartera, recomendamos mantener, colocando un stop loss en 189,84 dólares.