Pues el día ha llegado. Los depósitos dejan de ser intocables en Europa. Ya pueden sufrir quitas.

El Eurogrupo anunció ayer que final sí rescata a Chipre... Pero con detalles muy pero que muy importantes. 

En concreto, una condición: 

Habrá un impuesto especial sobre los depósitos que, en la práctica, supone hacer una quita sobre el dinero que tienen en estos productos los ciudadanos. 

Y no sólo harán esto en los depósitos a partir de 100.000 euros, sino también hasta 100.000 euros.

Como explica Miquel Roig en Expansión, "la quita será del 6,75% para los depósitos inferiores a 100.000 euros y del 9,9% para los superiores a esa cantidad. La medida supondrá la imposición de un minicorralito: a partir del martes (el lunes es festivo en Chipre), las cantidades correspondientes a este impuesto quedarán retenidas y no podrán ser retiradas de las cuentas de los clientes, según ha informado Jörg Asmussen, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE).

Chipre no es un país cuyas proporciones inviten al alarmismo. Apenas tiene 800.000 habitantes, menos que Valencia, y su PIB apenas alcanza los 25.000 millones de dólares. 

Pero las condiciones impuestas por Europa y el FMI sí mandan un señal, ponen un precedente. Los depósitos también tienen riesgo.

Cuando un banco te paga más por el dinero que le prestas, es porque tiene mayor riesgo. Y si el banco entra en problemas, tú también podrás perder parte del dinero que le dejaste, que es lo que hacemos cuando contratamos un depósito.