Pues eso, que leo y leo y no acabo de entender las ventajas de la nueva regulación para liquidación y registro de operaciones en bolsa.

Da la impresión de que se "rebajara" la calidad actual para acomodarse a un escenario común europeo.

Dudo mucho que se pueda considerar un avance que las operaciones se liquiden a los tres días o que no este garantizada la contrapartida 

¿Es un avance o un retroceso?

Un saludo