Tesla no pasa por su mejor momento. Parece que la compañía del mutlimillonario Elon Musk ha tenido que quitar la velocidad crucero para pisar a fondo el acelerador y conseguir, así, sus objetivos de producción.

Pero ni por esas. En concreto, la firma está teniendo dificultades para cumplir con la producción del Model 3, incluso ha aumentado las horas de trabajo incluyendo los fines de semana. Asimismo, la compañía ha trasladado empleados de otros departamentos para implementar la producción del Model 3, hecho que afecta negativamente a la producción de otros modelos. 

Estos vaivenes se reflejan en la cotización de Tesla, que cae más de un 17% desde el pasado 18 de junio. De hecho, estas caídas han recortado las ganancias acumuladas desde primeros de año, ya que hasta el 18 de junio, la compañía subía cerca del 20%.

Troleo de la competencia en Twitter

Pese a las dificultades, el CEO de Tesla quiso celebrar que habían producido 7.000 coches en una semana, un paso más cerca de su objetivo. 

Pero, este tweet fue aprovechado por Steven Armstrong, máximo responsable de Ford para Europa, Medio Este y África, para 'trollear' a Musk, ya que Ford produce esa misma cantidad en cuatro horas.