Tal como ha comunicado BBVA a la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), su consejo de administración ha acordado, con objeto de comprar el 14,8% de Garanti, una ampliación de capital de 152 millones de euros. Esto le permitirá controlar un 39,9% de este banco de Turquía, ya que en 2010 ya se produjo una adquisición de cerca del 25 % de dicha entidad. Para ello, se emitirán más de 310 millones de nuevas acciones, suponiendo cerca de un 5% del total de sus títulos.

Para cerrar esta operación, la entidad presidida por Francisco González pagará 8,79 liras turcas por cada acción de Garanti, permitiendo a los vendedores cobrar el dividendo del ejercicio de este año (0,11 liras turcas como máximo, por cada acción).

Según los analistas de Barclays, se mantiene intacta la estrategia de acceder a una economía con mayor crecimiento en la que la penetración bancaria es baja. Esto complementaría el negocio actual, con la ventaja que puede ofrecer la alianza con socios locales, al tratarse de un mercado emergente, con sus correspondientes mayores riesgos.

Semanas atrás, BBVA presentó un beneficio atribuido en los nueve primeros meses de 2014 de 1.929 millones de euros, lo que supone una caída de un 37,3%, respecto al mismo periodo de 2.013. Las previsiones del consenso eran de 2.020 millones de euros. No obstante, el beneficio bruto fue de 2.227 millones de euros, un 43,2% más que en el mismo periodo del año anterior (sin las plusvalías por venta de activos u otras operaciones corporativas).0

Gráficamente, se puede ver que en los últimos meses lleva una tendencia bajista y una trayectoria negativa desde que comenzó 2.014. Existen muchas empresas en el mercado que muestran una clara tendencia alcista, así como una evolución positiva en lo referente a resultados fundamentales que nos hacen prever que mantendrán dicha tendencia y que consideramos mejor oportunidad para invertir. No obstante, para aquellos inversores de largo plazo  que tengan BBVA en su cartera, recomendamos mantener, vendiendo en caso de que caiga por debajo de los 8 euros la acción.