Lo que mal empieza, ya veremos cómo acaba. 

De momento, el Ibex ha cerrado el primer trimestre con una caída del 8%, lo que sigue siendo uno de sus peores arranques de año, a pesar de la subida por encima del 3% en marzo. 

El caso es que en EEUU, aunque muchos lo veíamos muy caro a final de año, la cosa está más igualada y la moneda de momento está de canto. La estadística dice que el primer trimestre suele ser el segundo en cuanto a rentabilidades en el año, sólo superado por el cuarto. 

En cuanto al mercado español, a pesar de las caídas del índice, un buen grupito de valores se han salvado de las caídas en estos tres primeros meses del año: Abertis, Acerinox, ACS, Aena, ArcelorMittal, Enagás, FCC, Gamesa, Indra, Mediaset, OHL y Red Eléctrica. 

Entre los valores en negativo, encontramos en cabeza a Técnicas Reunidas (para mi desgracia, que la llevo), pero sobre todo a los bancos, con caídas cercanas al 20% para Popular, Bankia y Caixabank, algo menores para Santander y BBVA. Y mucho menores para Bankinter y Sabadell. Veremos si los rebotes que han registrado desde mínimos de febrero cambian la tendencia del sector o no.

Haciendo balance, en realidad, con la excepción de EEUU, un trimestre de los que yo pienso que tendremos unos cuantos en los próximos años. Mucha volatilidad, mucho nervio y más dificultad para encontrar rentabilidad.