No hay verano sin canción estrella y tampoco sin batacazo bursátil. Parece irónico: cuando inversores y gestores se toman un descanso y las guardias están casi bajadas, el mercado se pone guerrero.

Solo hay que echar un vistazo al VIX, índice que marca la volatilidad en los mercados, que tras el susto de principios de año, se había mantenido en niveles estándar. Hasta ayer, que volvió a registrar un pico bastante fuerte. Otro indicador de inestabilidad es el oro, que ha vuelto a recuperar su atractivo como valor refugio y ya se sitúa en niveles máximos de seis años. 

Llevamos mucho tiempo hablando de la amenaza constante de la guerra comercial, los riesgos políticos en Europa, la sombra de la desaceleración económica global o el cambio de rumbo en las políticas monetarias de los bancos centrales pero, ¿qué ha provocado que el nerviosismo y la volatilidad sean los protagonistas de agosto?

Argentina, colapsada

Para empezar, Argentina. El mercado ha dado una bienvenida amarga al peronista Alberto Fernández tras su victoria sobre Mauricio Macri, actual presidente del país, en las elecciones primarias. Así, el peso se ha colapsado y devaluado más de un 30% frente al dólar; mientras que el Merval, el índice de referencia de la Bolsa de Buenos Aires, se ha desplomado este lunes casi un 38%. 

"La preocupación por los posibles controles de capital y la capacidad o voluntad de una nueva administración de continuar con el programa del FMI ha provocado una presión considerable sobre los activos argentinos en la actualidad", ha afirmado Edwin Gutiérrez, Director de Deuda Soberana de Mercados Emergentes de Aberdeen Standard Investments.

Sin duda, el miedo de los inversores de este país se ha disparado y se refleja en los Credit Default Swaps (CDS o seguros de crédito), los cuales se han disparado hasta los 1.800 puntos básicos. Estos indicadores miden lo que le cuesta a un inversor asegurar su dinero frente al riesgo de un impago. 

Ibex 35, lastrado por la banca

Tras la histórica caída de Argentina, el Ibex 35 ha amanecido con resaca. El selectivo español es el farolillo rojo de las bolsas europeas durante los primeros compases del mercado y cae hasta mínimos desde la primera semana de enero. Y es que, no podemos perder de vista que el índice reúne valores con fuerte presencia de negocio en Argentina como Telefónica, Santander, BBVA, Naturgy o Mapfre.

Pero, son los bancos los que, principalmente, están lastrando la cotización del Ibex 35. En este tweet se refleja muy bien la situación actual de algunas de las entidades con más peso en el parqué español. 

Sin duda, la sensibilidad de los bancos españoles a los tipos de interés y el contagio por las caídas de otras entidades europeas han llevado a Credit Suisse a rebajar los precios objetivos de CaixaBank, Unicaja, Bankia y Sabadell entre un 9% y 10%.

Asimismo, el banco suizo también ha reducido sus previsiones de beneficio para el sector en 2020 y 2021 en un 9% y 10%, respectivamente. Los motivos que argumentan los analistas en el informe son los débiles resultados del primer semestre y los mínimos históricos en los que se sitúa el Euribor actualmente, 

Pero, no es solo la banca. Tal y como apuntó @kaloxa casi la mitad del ibex está ahora en niveles por debajo de los tocados a finales de 2018. Esta es la lista que compartió con los  valores que están por debajo de mínimos de diciembre de 2018 en el Ibex: 

Acerinox
ArcelorMittal
Banco Sabadell
Bankia
Bankinter
BBVA
CaixaBank
Enagás
ENCE
IAG
Indra
Mediaset
Meliá Hotels
Red Eléctrica
Santander
Telefónica
Viscofan

Por último, y por si alguno está interesado, os comparto un artículo que publiqué para Invertia, con las compañías más vendidas por los fondos durante el 2º trimestre de 2019. Entre ellas, destacan Telefónica, Caixabank, ArcelorMittal, Acerinox y Técnicas Reunidas. Como se ve, todas ellas tienen una gran exposición a dos de los riesgos más potentes para los mercados: la guerra comercial y la situación actual de los tipos de interés. 

En fin, como suelen decir los expertos, nadie tiene la bola de cristal para aventurar qué rumbo tomarán los mercados. Eso sí, tal y como explica Andressa Tezine, analista Senior de Deuda soberana en Fidelity, "los inversores deberían estar muy atentos a la evolución política de los próximos meses y considerar si pueden aguantar los riesgos asociados. Si las preocupaciones sobre Argentina se extienden a los Mercados Emergentes en general, se podrían crear oportunidades para los inversores ágiles en los países sin conexión con este proceso electoral ni su resultado final".

¿Qué fondos tienen una acción?: