Con el lío de Grecia, los pactos de Estado y demás, nos hemos olvidado de que la bolsa más importante del mundo (hasta que China diga lo contrario, que aún queda para eso) vuelve a estar muy cerca de máximos de los últimos meses. En concreto, tanto al S&P 500 como al Dow Jones los tenemos ya a menos de un 5 por ciento de tocar un nuevo máximo anual.

En el mercado español, en cambio, el Ibex sigue muy lejos de aquellos niveles cercanos a los 12.100 puntos en los que llegó a cotizar, pero creo que nuestro índice aporta poco en la escena financiera mundial. 

Aquí el susto ha sido muy gordo, con aquella caída cercana al 6 por ciento, pero en el resto del mundo no ha sido tan radical, sólo una pequeña parada técnica tras tantos meses de subidas ininterrumpidas. ¿Camino a nuevos máximos?