Muy interesante entrevista al economista Carlos Sebastián con motivo de la publicación de su nuevo libro "España estancada". 

El clientelismo, que sería una forma de amiguismo, ambos enemigos de la meritocracia, nos condena al atraso. Y su origen está en el sistema de partidos políticos en España. Estos partidos han ido ocupando todas las instituciones públicas, incluidas las de control, de modo que la impunidad es la norma. 

En palabras del profesor Sebastián:

[los partidos políticos] Han colonizado la Administración Pública y, también, las instituciones de control. Si los cuadros de los partidos son funcionarios, se va produciendo una simbiosis entre el poder político y la gestión pública, dos ámbitos que en los países más eficientes están drásticamente separados. Y luego está la ocupación de las instituciones. Los partidos fueron descubriendo que cuando se servían de los órganos de control no pasaba nada, que podía hacerse impunemente. Así que empezaron a abusar hasta llegar a situaciones verdaderamente grotescas.