Antes de nada, gracias por las respuestas a mi primera cuestión en este blog. Me han resultado muy útiles, tanto para confirmar como para mejorar mi posición sobre el tema "amortizar hipoteca o invertir"
Siguiendo con la perspectiva de economia doméstica, en un situación de ingresos fundamentalmente procedentes de rentas del trabajo (considerar ingresos individuales sin incluir otros posibles parámetros de aportaciones a cónyuge etc), con una posición equilibrada de ingresos/gastos corrientes incluida una aportación anual a Planes de Pensiones (PP) por debajo del límite legal 25%, ante un "excedente" de liquidez, ¿qué factores de peso podrían influir a la hora de decidir aumentar la aportación a un PP o a un FI?
Otros datos de interés: horizonte para la jubilación (15 -17 años) (previsión de ser del grupo de "los 67"), liquidez para cubrir imprevistos normales, necesidad de cobertura de estudios universitarios de hijos cubierta y grado de cobertura con seguros razonable.
Como siempre gracias y saludos.