Planes de pensiones y fondos de pensiones hacen referencia a dos figuras distintas. Descubrimos las diferencias entre un plan de pensiones y un fondo de inversión.

Pueden pasar por sinónimos, pero no lo no son. Planes de pensiones y fondos de pensiones se refieren a dos figuras bien distintas. Tener claras sus diferencias servirá para evitar errores y entender mejor cómo figura este producto de ahorro para la jubilación.

Qué es un plan de pensiones

El plan de pensiones es un producto de ahorro a largo plazo, especialmente para la jubilación, que cualquier persona puede contratar. Es, desde un punto de vista legal, el documento que el ahorrador firma con la entidad financiera, y que recogerá las condiciones específicas del acuerdo entre ambas partes. 

En el documento figurarán todas las condiciones de lo que acaba de contratar, desde las comisiones que le van a cobrar (aquí puedes ver las del tuyo) hasta los requisitos para el rescate del plan de pensiones, que en cualquier caso serán los que marque la ley.

A partir de ahí, cada plan invertirá el dinero que aporten los ahorradores en un fondo de pensiones, que es el vehículo de inversión con el que el plan tratará de obtener rentabilidad.

¿Cuánto podrás rescatar del plan de pensiones si ahorras todos los meses?:


Qué es un fondo de pensiones

Como acabamos de ver, el fondo de pensiones es el brazo inversor del plan. Se trata de un instrumento creado ex profeso para el plan. De hecho, el artículo 2 de la Ley de planes y fondos de pensiones, indica claramente que "los Fondos de Pensiones son patrimonios creados al exclusivo objeto de dar cumplimiento a Planes de Pensiones cuya gestión, custodia y control se realizarán de acuerdo con la presente Ley".

Para entenderlo mejor, lo que hace el plan es llevar el dinero a un fondo, que es el que se encarga de la estrategia de inversión. En este sentido, su funcionamiento es bastante similar al de un fondo de inversión. 

Un fondo de pensiones carece de personalidad jurídica y está administrado por una entidad gestora, que es quien se encarga de los movimientos e inversiones. Además, los títulos están custodiados por una entidad depositaria independiente y cuentan con la supervisión una Comisión de Control y del Defensor del Partícipe, además de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones en última instancia. 

Existen diferentes tipos de fondos de pensión con políticas de inversión muy definidas. De esta forma, el ahorrador sabe cómo se va a invertir su dinero y que la distribución general de activos estará en línea con su perfil de inversión (si no lo conoces, aquí puedes averiguar el tuyo).

Diferencias entre plan de pensiones y fondo de pensiones

Como puedes ver, planes y fondos de pensiones son dos caras de la misma moneda. El primero es el producto que comercializa el banco y el segundo, el vehículo de inversión. 

Un mismo fondo de pensiones puede comercializarse a través de diferentes planes, estableciendo cada uno las comisiones y condiciones que estime oportunas. 

Leer más:

Ventajas y desventajas de los planes de pensiones

Qué hacer si heredas un plan de pensiones