La jubilación de los trabajadores autónomos es mucho menor que la de los trabajadores por cuenta propia. No se trata de ningún mito, sino de una realidad avalada por los números. De media la pensión pública de los empleados por cuenta propia es un 41% menor, lo que se traduce en cerca de 463 euros menos al mes.

¿Por qué cobran menos los autónomos? El motivo está en su cotización a la Seguridad Social.

Cuánto cotiza un autónomo

El problema de la mayoría de trabajadores por cuenta propia está en lo que cotiza a la Seguridad Social.

Buena parte de los autónomos cotiza por la base mínima y eso luego se traslada en lo que cobran de pensión pública. Y es que como veremos más adelante, el cálculo de la pensión del autónomo está directamente relacionado con lo que se paga a la Seguridad Social.

En este sentido, los autónomos tienen una gran ventaja. A diferencia de los empleados, los trabajadores por cuenta propia deciden por cuánto quieren cotizar a la Seguridad Social. El Estado les deja elegir entre un mínimo y un máximo, que ahora están en 893,1 euros al mes para la primera y 3.751,2 euros al mes para la segunda.

Eso sí, llegados a los 47 años (a 20 años de la jubilación) ya no podrán subir su base de cotización, salvo excepciones. Esto quiere decir que se quedarán con la que tengan seleccionada, aunque sea la mínima y eso afectará a su pensión futura.

Para que lo entiendas mejor, si al cumplir los 47 años estás cotizando por la base mínima como autónomo, esa será tu base de cotización para los siguientes 20 años. La consecuencia es que tu cuota de autónomo será muy baja, pero también tu pensión de jubilación como autónomo.

Cuánto cobra un jubilado autónomo

Salvo por estas particularidades, el cálculo de tu pensión como autónomo no difiere de la de un trabajador al uso.

Esto quiere decir que la pensión del trabajador por cuenta propia se calcula teniendo en cuenta los años cotizados y la base de cotización. Además, desde 2019 también se añadirá el factor de sostenibilidad de las pensiones.

El periodo mínimo de cotización es de 20 años. Es decir, el mínimo de años para cobrar una pensión mínima es de 20 años, pero va a ir subiendo hasta alcanzar los 25 años en 2025. Pero si quieres tener la jubilación mínima que te correspondería tendrás que cotizar 35 años. Ahora y 37 años en 2025.

Todo lo que se encuentre por debajo de esos 37 años hará que no cobres el 100% de tu base, sino un porcentaje inferior. Con el mínimo cotizado de 20 años, sólo percibirías un 50% de la base reguladora de tu jubilación como autónomo.

Cuál es la pensión mínima de un autónomo

Con estos datos, un autónomo que haya cotizado por la base mínima el periodo mínimo de 15 años necesario para cobrar la pensión pública cobrará cerca de 226 euros al mes. Si el tiempo cotizado asciende a 25 años la cuantía que cobrará será ya de 561 euros y para una persona que cotiza el máximo de años por el mínimo se elevará a 789 euros con una inflación estimada del 0,25%. Esa es la cifra que debes tener en mente y sobre la que debes trabajar para complementar tu pensión pública.

Pensión máxima de los autónomos 2018

Por el contrario, la pensión máxima del autónomo será la misma que la de un asalariado. Ahora mismo la cuantía máxima de la pensión pública está fijada en 2.573,7 euros al mes, aunque este dato se actualiza cada año.

Calculadora de la pensión como autónomo

Ahora que ya sabes cómo es el cálculo de la jubilación del autónomo sólo resta la parte más tediosa: hacer números. Por fortuna, queremos que lo tengas más fácil: En esta píldora puedes hacer tus cálculos para saber cuál será tu pensión como autónomo según cuánto cotices. Se trata de un simulador de pensión pública para el autónomo muy sencillo que en menos de 5 pasos te dirá cuál será mi pensión como autónomo

Soy autónomo... ¿Cuánto cobraré de pensión?:


¿Merece la pena cotizar más?

Esta es la pregunta del millón. De entrada, debes saber que cuanto más cotices, más coberturas tendrás. Una base más alta no sólo afecta a lo que cobrarás de pensión, también a lo que percibes por invalidez o las bajas por enfermedad, por ejemplo.

Con esto claro, la diferencia entre cotizar por el mínimo o hacerlo por el máximo se traduce en 850 euros al mes. Teniendo en cuenta que a partir de 2025 se van a tomar como referencia 25 años para realizar el cálculo de la base de cotización, estaríamos hablando de 255.000 euros adicionales en cotizaciones sociales.

Si además eres capaz de rentabilizar tu dinero, la ganancia será mayor. Con un 5% anual al cabo de ese periodo tendrías acumulados 499.902 euros.

A cambio de pagar el máximo, obtendrías una pensión máxima e 2.573 euros al mes, 1.784 euros superior a la mínima. Tomando como referencia la esperanza de vida española, situada en 83 años, la diferencia es de 449.568 euros a favor de quien realizó aportaciones máximas.

Lo que no se tiene en cuenta son los posibles cambios en la pensión pública por parte del Gobierno, algo que está fuera de tu control.