¿Qué va a pasar con las pensiones públicas? Una de las primeras promesas del nuevo Gobierno pasaba por mantener el acuerdo alcanzado entre PP y PNV sobre la materia dentro de los Presupuestos Generales del Estado. Y en este punto ha cumplido. Aprobados los presupuestos, ha cambiado complemente cómo se actualizan las pensiones en 2018 y 2019.

Además, el ejecutivo de Pedro Sánchez fue un paso más allá sellando un acuerdo en el Pacto de Toledo que se ha aplicado en 2018 y que pasa por recomendar que la inflación se la que marque el aumento de las pensiones como norma general. Por ahora así ha sido en 2018 y también en el año en curso. Con el decreto de subida de las pensiones 2019 aprobado por el Congreso de los Diputados las pensiones públicas subirán un 1,6%.

Las novedades incluidas en los Presupuestos 2018 se traducen en una subida de las pensiones en 2018 y 2019 por encima de lo inicialmente previsto y con carácter retroactivo. En 2018 ya se aplicó, primero con un aumento de las pensiones y después con una paga extra para compensar ese dinero que se había dejado de cobrar. A partir de ahí, el Pacto de Toledo ha acordado ligar la revalorización de las pensiones al IPC.

Además, también afectan al futuro de las pensiones públicas al retrasar hasta 2023 la entrada en vigor del factor de sostenibilidad de las pensiones.

                                                                                    ¡Haz tu pregunta sobre Pensiones!

Ahora con el nuevo año ya sabemos también lo que pasa con las pensiones a partir de 2019. El Pacto de Toledo ha acordado recomendaba que se ligase la subida de la pensión pública al IPC y el derecho de subida de las pensiones toma en cuenta esa fórmula para marchar cómo aumentarán las pensiones públicas en 2019.

En qué invertir una vez jubilado: 

La subida de las pensiones en 2018

Este año ya se anunció un aumento de la pensión pública del 0,25% utilizando el sistema de cálculo que el acuerdo del Pacto de Toledo desterrará una vez tome forma definitiva la nueva forma de calcular las pensiones. 

Hasta entonces la actualización de las pensiones marcada por los Presupuestos Generales del Estado 2018 incluye el aumento de un porcentaje fijo. En concreto, las pensiones públicas subirán un 1,6% en 2018, que es la estimación del IPC para este año y las más bajas lo harán incluso más. Este aumento tendrá carácter retroactivo y se aplicará como si hubiese estado vigente desde el 1 de enero.

Esta nueva subida de las pensiones en 2018 está así contemplada en los Presupuestos Generales del Estado 2019 y en el Programa de Estabilidad 2018-2021, aunque habrá que ver las decisiones del Pacto de Toledo al respecto. Según las estimaciones del Ministerio de Hacienda, el coste adicional para el Estado de la revisión de las pensiones en 2018 será de 1.500 millones de euros.

Este aumento de las pensiones en 2018 afectará a todos los pensionistas de la Seguridad Social y también a las pensiones de Muface.

Más allá del incremento del 1,6% general en las pensiones para este ejercicio, las pensiones mínimas y las no contributivas subirán un 3%. Además, la base reguladora de las pensiones de viudedad se ampliará al 56%, dos puntos porcentuales por encima de la previsión inicial.

Cuánto se cobra de pensión en 2018

Con todos estos cambios ¿Cómo quedan las pensiones en 2018? La pensión media del sistema aumentará 12,6 euros para situarse en los 947,2 euros, mientras que las mínimas de 600 euros pasarán a ser de 618 euros frente a la anterior subida que las había dejado en apenas 606 euros.

Por su parte, las pensiones de viudedad serán las que más suban al margen de las mínimas. Y es que al aumentar la base reguladora hasta el 56% pasarán a cobrar cerca de 25 euros según la pensión media que percibían en abril.

Entre los colectivos más beneficiados estarán los trabajadores por cuenta ajena. Las pensiones de los autónomos en 2018 siguen siendo más bajas que las de los asalariados y muchas veces sólo cobran el mínimo. También subirán las pensiones de incapacidad en 2018 y las pensiones de discapacidad.

La subida de las pensiones en 2019

La subida de las pensiones en 2019 ha cumplido con lo previsto y con la enmienda a los presupuestos presentada por PNV, que incluía una actualización del 1,6% para las pensiones públicas en 2019. Sin embargo, este aumento tiene truco. Y es que está supeditado a lo que los partidos políticos decidan en el Pacto de Toledo. Si las formaciones alcanzan un acuerdo diferente, las pensiones se actualizarían en función del mismo, invalidando el 1,6% para 2019. 

Finalmente no ha habido decisiones en una dirección diferente. El Real Decreto Ley 28/208, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo aprobado por el Congreso de los Diputados establece cómo será esta subida de las pensiones para 2019.

En concreto, las pensiones van a subir un 1,6% en 2019, como ya lo hicieron en 2018. Además, las pensiones mínimas y las no contributivas se revalorizarán un 3% para ganar poder adquisitivo. 

A esto se suma el aumento de la base reguladora, que pasará del 56% al 60%. Ese 4% también se aplicará a las pensiones de viudedad. El siguiente cuadro del Gobierno resume el estado de las pensiones mínimas.

Cuantía de las pensiones mínimas

Cuándo se cobra la subida de las pensiones 2018

La primera pregunta en este punto es si la subida de las pensiones tiene carácter retroactivo. La respuesta es afirmativa. La revisión se aplicará directamente sobre las cantidades a percibir en 2018.

La segunda cuestión es cuándo se hará efectiva la subida de las pensiones y cómo se cobrará. Para empezar, la revalorización de las pensiones se percibirá mediante una paga extraordinaria, como se hacía antiguamente en el mes de noviembre, sólo que llegará antes.

Esta paga extraordinaria de las pensiones se abonó el 27 julio y a partir de ahí se debería de haber empezado a cobrar la subida de las pensiones mes a mes para el resto del año. Por eso mismo, los pensionistas no vieron reflejada en su pensión de julio el incremento del 1,6%. Y es que esta subida se incluye en la paga extra del 27 de julio.

¿Y la paguita de los jubilados de principios de año? Con el cambio de ejercicio los jubilados cobran la diferencia entre la subida prevista de la pensiones y lo que realmente subió el coste de la vida. Es decir, la diferencia enter la previsión de IPC que hizo el ejecutivo y con el que se actualizó su pensión pública y lo que después ha subido realmente el IPC. 

Cómo se calcula la subida de las pensiones

Para el año 2018 la subida será de un 1,6% con carácter general y de un 3% para las más bajas. Calcular la subida de las pensiones en 2018 es muy sencillo y todo depende del tipo de pensión a percibir, según los números del comienzo del artículo.

También subirán un 1,6% las pensiones en 2019 con carácter general y un 3% las pensiones mínimas y las no contributivas.

A estas medidas se añaden el aumento del 4% de la base reguladora de las pensiones de viudedad. 

El Plan de sostenibilidad de las pensiones en 2019

El cambio en las pensiones también contemplaba el retraso de la entrada en vigor del factor de sostenibildiad de las pensiones hasta 2023.

Este elemento supone un cambio radical en cómo se calculan las pensiones y servirá para cuadrar los presupuestos. Bássicamente liga el cálculo de la pensión a la esperanza de vida y hará que los nuevos pensionistas cobren menos cada año. Aquí puedes ver cómo te afecta el factor de sostenibilidad de las pensiones 

¿La hucha de las pensiones se agota en 2019?

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, más conocido como la hucha de las pensiones, se encarga, entre otras cosas, de garantizar el pago de las pensiones públicas en España. Esta hucha, que llegó a acumular 66.815 millones de euros en 2011, apenas supera los 8.000 millones de euros hoy en día.

De hecho, los Presupuestos Generales del Estado ya incluyen un préstamo de 15.164 millones de euros del Estado a para poder hacer frente a las pensiones en 2018, casi 5.000 millones más que el ejercicio anterior. En 2019 el preśtamo del Estado a la Seguridad Social será de nuevo de 15.164 millones de euros de partida. 

El actual sistema de pensiones español afronta grandes incertidumbres que, lejos de aclararse, van a ir a peor conforme la generación del baby boom empiece a jubilarse. El siguiente GIF resume a la perfección la peligrosa evolución de nuestra pirámide poblacional.

Lógicamente, el número de jubilados no es el único factor que afecta a la hucha de las pensiones, pero sí uno de los más importantes.

¿Qué pasará con la subida de las pensiones en 2020?

Con el escenario de 2019 claro queda preguntarse cómo será la revalorización de las pensiones en 2020. La realidad a día de hoy es que no se sabe. A partir del próximo año se recuperará el sistema anterior por el que las pensiones se revalorizarían sólo un 0,25% en el mejor de los casos. 

La traducción es que a partir de 2020 vamos a asistir a una nueva negociación como la que vivimos el año pasado y con el mismo punto de partida. La ruptura del Pacto de Toledo y el adelanto de elecciones anunciado pro Pedro Sánchez hacen que el escenario sea todavía menos predecible.

El acuerdo de mínimos logrado en su momento apostaba por que la revalorización anual de las pensiones se realice en base al IPC real. Esta iba a ser su recomendación, aunque sin incluir más indicaciones. Ahora estas indicaciones se han ido al garete tras la fracasr el Pacto de Toledo.  Esto supone que las pensiones van a ser un tema clave en la campaña electoral y habrá que ver cómo quedan las fuerzas para saber qué puede pasar con las pensiones en el futuro y cómo se actualizarán.