Dime cuánto cobras y te diré cuánto cotizas. Las cotizaciones a la Seguridad Social están ligadas al salario de manera que quienes tienen un sueldo más elevado, contribuyen más al sistema social. ¿Quieres saber cuánto cotizas según lo que ganas? Lo primero es tener claro para qué cotizas, cómo se distribuye el dinero que reciben las arcas públicas y quien paga qué.

Cotizaciones a la Seguridad Social

Cómo funcionan las cotizaciones a la seguridad social

Las cotizaciones a la Seguridad Social son aportaciones de carácter obligatorio que todo trabajador hace por realizar una actividad laboral. En el caso de los autónomos son ellos quienes abonan completamente este dinero y pueden incluso elegir cuánto pagar de cotización. Sin embargo, en el de los empleados por cuenta ajena es la ley quien estable cuánto tendrán que cotizar.

La cuota de la Seguridad Social a pagar depende por un lado de tu salario y por otro de las contingencias que cubra. En otras palabras, de los casos en los que te cubra la Seguridad Social y de cuánto deba pagar.

Para la cuestión salarial, existe una relación entre tus ingresos y lo que pagas de Seguridad Social, pero siempre dentro de unos límites que marca el Estado. En este sentido, existen usa bases de cotización máximas y mínimas dependiendo de cada categoría profesional. Con carácter general este mínimo es de 1.199,10 euros y el máximo de 3.751,2 euros al mes. Quedan fuera de esta base los gastos de transporte y las dietas.

Sobre tu salario y con estos límites, se establecen los tipos de cotización. Estos tipos se establecen como un porcentaje del sueldo dependiendo de su procedencia. Sobre las contingencias comunes el porcentaje es del 28% y se comparte entre empresa y trabajador. La primera es la que asume la mayor carga, un 23%. La siguiente tabla resume lo que ocurre con cada tipo de ingreso. 

TIPOS DE COTIZACIÓN (%)
CONTINGENCIAS EMPRESA TRABAJADORES TOTAL
Comunes 23,60 4,70 28,30
Horas Extraordinarias Fuerza Mayor 12,00 2,00 14,00
Resto Horas Extraordinarias 23,60 4,70 28,30

Para qué cotizas a la Seguridad Social

¿Por qué hay que pagar todos los meses a la Seguridad Social? Básicamente para financiar el sistema y tener acceso a derechos como el paro, las bajas por enfermedad o el permiso por maternidadpor poner tres ejemplos.

El listado completo de elementos por los que cotizas es el siguiente:

  • Contingencias comunes. Gracias a ellos cobras en caso de enfermedad común, baja por maternidad o por accidente no laboral.
  • Horas extraordinarias. Se distinguen entre las forzosas y el resto. Cuentan con una cotización adicional, como muestra el cuadro anterior.
  • Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Como su propio nombre indica, se usan para pagarte en caso de accidente laboral y se dividen entre incapacidad temporal, invalidez, muerte y supervivencia.
  • Desempleo. Esta cotización se usa directamente para pagar la prestación por desempleo, es decir, el paro. Dependiendo del tipo de contrato se aplicará uno u otro tipo de cotización. Empresa y trabajadores comparten esta cotización.
  • Formación profesional. Esta cotización se divide también entre la empresa y el empleado. Este dinero se destina a cursos de formación y calificación profesional para trabajadores.
  • Fogasa. Dentro de las cotizaciones se incluye una concreta para afrontar los pagos del Fondo de Garantía Salarial, que se encarga de cubrir los impagos de las empresas. Como es lógico, sólo las compañías hacen frente a esta cotización.

Además, la base de cotizable también se usa para calcular la pensión pública, aunque en ese punto también influyen otros aspectos. 

Calcula aquí tu pensión:

En el caso de las cotizaciones de los autónomos la cuestión está todavía más clara, ya que ellos mismos pueden escoger en qué cotizar y en qué no, así como su base de cotizacion. Eso sí, la elección tendrá consecuencias en el cálculo de la pensión como autónomo.

En cualquier caso, recuerda que una cosa es haber cotizado y otra diferente haber cotizado el número de días mínimo necesario para acceder a la prestación. El mejor ejemplo es el desempleo ¿Cuánto hay que cotizar para cobrar el paro? Un mínimo de 12 meses. Si no has cotizado menos podrás pedir el subsidio, pero no la prestación por desempleo.

Como calcular cuánto cotizo

La forma más fácil para conocer cuánto cotizas a la Seguridad Social es acudir a tu nómina. En ella deberían aparecer desglosados todos los conceptos por los que estás pagando a la Seguridad Social y el porcentaje.

Si quieres cular cuánto estás cotizando de tu salario por tu cuenta sólo tienes que tomar los datos e ir aplicando los porcentajes correspondientes para cada tipo de cotización. La siguiente tabla los resume todos:

CONTINGENCIAS Empresa Trabajadores TOTAL
Comunes 23,60 4,70 28,30
Horas Extraordinarias Fuerza Mayor 12,00 2,00 14,00
Resto Horas Extraordinarias 23,60 4,70 28,30
DESEMPLEO Empresa Trabajadores TOTAL
Tipo General 5,50 1,55 7,05
Contrato duración determinada Tiempo Completo 6,70 1,60 8,30
Contrato duración determinada Tiempo Parcial 6,70 1,60 8,30
FOGASA Empresa Trabajadores TOTAL
Fogasa 0,20   0,20
FORMACIÓN PROFESIONAL Empresa Trabajadores TOTAL
Formación profesional 0,60 0,10 0,70

Como saber cuánto tengo cotizado

Otra de las preguntas habituales tiene que ver con el tiempo que has cotizado. Esta cifra es importante para saber si tienes derecho a paro o cuánto cobrarás de pensión. ¿Y la cuantía total que has cotizado? Este dato no es relevante, ya que el sistema no tiene en cuenta la cantidad acumulada, sino la base.

Para saber cuántos días tienes cotizados basta con que pidas tu informe de vida laboral a la Seguridad Social a través de este enlace. En él podrás ver exactamente cuánto tiempo has cotizado y tu categoría profesional, además de la empresa en la que has cotizado. De hecho, este documento es ideal para armar un curriculum si no tienes claro cuánto tiempo has trabajado en cada sitio.

Cotización a media jornada

¿Que ocurre con la cotización de los contratos a tiempo parcial? Los porcentajes de cotización no cambian en la mayoría de casos, pero sí la base máxima y mínima. Esta cuantía se establece por hora de trabajo, siendo de 5,17 euros por hora la mínima.

La cotización por contingencias comunes no cambia, pero sí se diferencia en la desempleo si es un contrato general o uno de duración determinada a tiempo completo o parcial.