Jubilarse y rescatar inmediatamente el plan de pensiones. Esta es la hoja de ruta de la mayoría de los pensionistas españoles. Sin embargo, que sea lo más habitual no quiere decir que sea la mejor solución. De hecho, puede que ni siquiera sea recomendable recuperar el plan nada más retirarse.

La clave para tomar una decisión está en los impuestos que pagas al rescatar el plan de pensiones y tus derechos respecto al mismo. Para empezar debes tener claros los plazos legales para acceder a los ahorros de tu jubilación y las consecuencias de hacerlo antes o después.

Cuándo tiempo tengo para rescatar mi planes una vez me jubile

¿Cuándo tiempo tengo para rescatar mi planes una vez me jubile?

No es obligatorio cobrar el plan de pensiones nada más jubilarse. Esto es algo que debes tener claro. La ley no te obliga a rescatar el plan cuando dejas de trabajar. De hecho, puedes mantenerlo el tiempo que desees e incluso abrir uno nuevo. Aquí puedes ver cuándo tiene sentido contratar un plan de pensiones una vez jubilado 

Del mismo modo, puedes seguir haciendo aportaciones hasta cuando quieras. Y es que no hay un límite de años para recuperar el dinero tras jubilarte. La única condición es que no puedes haber iniciado el cobro de otro plan por la contingencia de jubilación. Para que lo entiendas mejor, si cuentas con dos planes privados y ya has empezado a cobrar de uno por jubilación, no puedes seguir aportando al otro. Podrás mantenerlo, pero no aportar más dinero.

En la siguiente píldora puedes ver si te compensa o no aportar al plan de pensiones para desgravar, estés o no jubilado.

 

El límite para la reducción del 40% por rescate en forma de capital

La ley no establece un límite temporal para rescatar el plan, pero Hacienda sí, siempre que quieras recuperar tu dinero en forma de capital y pagar menos impuestos.

A la hora de recuperar tus ahorros para la jubilación puedes hacerlo en forma de capital (todo de golpe), como una renta (un pago periódico mensual, semestral, anual...) o de forma mixta (una mezcla entre ambas). La fiscalidad del rescate varía en función de la fórmula que elijas. Aquí puedes ver cómo rescatar el plan de pensiones para pagar menos impuestos

Una de las ventajas del rescate en forma de capital es que permite aplicar una reducción del 40% a las rentas generadas hasta 2007 para pagar menos impuestos. El problema es que esta reducción sólo se puede aplicar durante los dos años siguientes a la jubilación. Si esperas más podrás seguir rescatando el plan de golpe, pero pagarás muchos más impuestos.

En términos generales, cobrar el plan nada más jubilarse no es una buena idea. De hecho, casi siempre es recomendable esperar por lo menos al siguiente año tras dejar de trabajar para hacerlo. El motivo es que los planes tributan como rentas del trabajo, es decir, como lo hace tu salario o el dinero de tu pensión.

Lo más habitual es que tu pensión pública sea menor que tu salario. Por eso, lo normal es que el año de tu jubilación ganes más en el total que al año siguiente. Teniendo en cuenta que el IRPF es un impuesto progresivo, pagarás más cuanto más ganes.