Estos últimos días, me he convertido en la envidia de mucha gente cuando les digo qué voy a hacer este fin de semana. "¿En serio, te vas a la conferencia de Buffett? Qué suerte..." Esos quienes le conocen, porque el resto me mira raro y me dice "¿A Omaha? ¿Pero eso dónde está? ¿Y para qué te vas ahí?" Yo les cuento que es fruto de esta promoción que hicimos en Unience, que cuenta con el patrocinio de @bestinver Asset Management y que sí, que soy muy afortunado. 

Los segundos me vuelven a mirar raro. Pero con los  primeros, la conversación suele seguir por la siguiente pregunta: "¿Y cómo has conseguido las entradas?"

Lo cierto es que, a priori, conseguir pases para la junta no es muy complicado. Basta con ser accionista de Berkshire Hathaway. Para los inversores americanos, fácil. En la carta anual el tío Warren les manda los pases. Para los internacionales, la cosa es un pelín más compleja. Tienes que escribir a tu depositario diciéndole que quieres ir a la junta y pidiéndole que te consiga unas credenciales. Normalmente no hay problema, según me han dicho.  

Digo "normalmente" porque yo sí tuve algún problema. Seré sincero: yo no era accionista de Berkshire. Compré las entradas para ir a la conferencia... Y apenas compré un par de acciones, de las baratas. Cuando llamé al broker con quien las había comprado, tuve la sensación de que se apuntaba la solicitud para dejarme contento, pero que no lo iban a mover realmente dado mi bajo volumen de inversión. 

Así que tomé el camino recto, entré en la página de Berkshire Hathaway y escribí directamente a atención al inversor. Uno nunca sabe cómo funcionan este tipo de compañías: si prestan atención al buzón o directamente lo ignoran. Yo les expliqué que era un accionista español de su compañía que, junto con unos amigos, estabamos muy interesados en asistir al evento. 

Para mi sorpresa, me respondieron al día siguiente muy amables. Me pidieron una copia de mi pasaporte y un documento que acreditara que tenía acciones de Berkshire Hathaway. Se lo mandé y pocos días después me volvieron a escribir confirmándome que tenía mis entradas reservadas. Muy curioso: me confirmaban desde Omaha que tenía mis entradas reservadas pocos días después de recibir el correo de mi broker de Madrid diciéndome que no era posible conseguirlas...

Como hombre precavido tiene un valor objetivo de 2, según dicen, y para evitar el riesgo de que Berkshire entregue mis acciones a alguna otra persona por error en la conferencia, busqué la opción de conseguir otras entradas por otro cauce, para así ir más tranquilo.

Tras unas búsquedas por Internet, leí un comentario en el que se decía que muchos inversores que reciben esas acciones (Berkshire envía 4 a cada accionista en EEUU) las ponen a la venta en ebay si ellos no van a ir a la conferencia para sacarse un dividendo adicional. 

Así que me puse manos a la obra. Hice unas búsquedas y vi que las pujas rondaban los 50-60 dólares por las cuatro unidades. Estuve a punto de comprar unas, pero vi que no las mandaban a España, por lo que abandoné el proceso hasta poder contactar con un familiar que tengo en EEUU para pedirle si me las podían enviar a su casa y luego él reenviármelas. 

Tras comprobarlo, la semana siguiente volví a entrar a eBay para hacer la compra y, cúal fue mi sorpresa, ante la hábil maniobra de la propia Berkshire Hathaway. La compañía de Buffett, parece que harta de que los accionistas hagan negocio con la reventa de las entradas para la junta, se había puesto a venderlas directamente. Y, además, con unos precios que echaban fuera del mercado a los 'reventas'. 2 entradas = 5 dólares. 4 entradas = 10 dólares. 

Según los datos de ebay, ya han vendido de este modo más de 2.200 paquetes de 2 credenciales. 2 de esos paquetes a mí, en concreto. Uno se lo envió directamente al hotel y otro a mi familiar, por si el envío directo de Berkshire al hotel tenía algún problema. Al día siguiente ya habían llegado. Desde luego, por ahora, todas mis experiencias con gente del equipo de Berkshire están siendo magníficas, veremos cómo sigue...

Así que, si todo va bien, el viernes cuando aterricemos allí nos juntaremos con 11 entradas para 3 personas... Tenemos totalmente cubierta la posición. Intentaremos revender las que no usemos :P (ironía)

 Os seguiré contando