Meredith Whitney tiene ahora el poder. Quizá se ha convertido en la analista más discutida, en la que genera más controversia, pero también en la más influyente en el sector financiero. Ella fue quien prendió la mecha del desastre en la cotización de Citigroup en su momento anunciando que el entonces mayor banco mundial se vería obligado a recortar el dividendo, algo que el banco finalmente tuvo que hacer. Desde entonces su fama ha ido en aumento hasta permitirle dejar Oppenheimer y crear su propia firma de análisis. Sus análisis han sido hasta ahora, como tónica general, duros para el sector financiero que cubre , como se puede ver también en el video bajo estas líneas. Y, por eso, hoy se ha convertido en una de las noticias de portada en medios financieros anglosajones las palabras favorables que ha dedicado a Goldman Sachs en su último informe . Meredith le ha dado una recomendación de "compra" sólo un día antes de que el banco estadounidense que mejor ha resistido la tormenta presente sus últimos resultados trimestrales. De momento, es una excepción en su visión sobre el sector financiero, ya que ninguna otra entidad ha recibido tal favor por parte de la poderosa Whitney. Su informe ha animado hoy sobremanera a Goldman Sachs, al sector financiero y, por extensión, a las bolsas mundiales. Europa ha cerrado con ganancias que oscilan entre el 2,5 y el 3 por ciento, mientras que EEUU también sube con convicción a esta hora. Según una encuesta de Bloomberg, Goldman podría anunciar su mayor resultado en los últimos dos años. Haga lo que haga la acción cuando se publiquen resultados, me llama la atención el poder que puede alcanzar un o una analista. El impacto que pueden tener sus consejos en mercado. ¿No os resulta a vosotros impactante también?