Noticias

 

Análisis

 

 

Opinión

 

  • Una mejora que lo es solo en apariencia La creación de Sareb ha tenido un aparente efecto balsámico sobre los datos de morosidad del sector financiero al cierre de 2012. El trasvase de activos tóxicos a este banco malo desde las entidades españolas -tanto de los activos adjudicados como los créditos concedidos al sector inmobiliario- ha reducido el saldo total de crédito que registra anualmente el Banco de España y, dentro de ese total, también el saldo de créditos dudosos. Editorial Cinco Días
  • os

 

Otros

 

Únete al grupo uNews