hipoteca_inversa_bancos_finectHablar de hipotecas inversas en España hace unos años era prácticamente impensable. Especialmente tras la llegada de la crisis económica y la burbuja inmobiliaria, que tumbó los precios de los pisos y frenó todo tipo de operaciones en el mercado de la vivienda. Como consecuencia del descalabro económico los bancos fueron cerrando el grifo de crédito y reduciendo su oferta en todo tipo de préstamos, también en las hipotecas inversas. Todo ello, unido a que este tipo de productos no terminaban de calar en el mercado español por estar asociadas en su mayoría a rentas vitalicias los hicieron prácticamente desaparecer de combate. 

Sin embargo, en los últimos años ya hay quienes han dado un paso al frente y han decidido volver a comercializar estos productos. Son pocos agentes todavía los se han animado a ofrecer las hipotecas inversas aunque empiezan a marcar el camino para los siguientes. El año pasado fue BNI quien, en alianza con Óptima Mayores, empezó a comercializar este producto. La semana pasada también se conocía que la aseguradora Caser traerá las hipotecas inversas al mercado. En Finect analizamos qué bancos y qué otros agentes ofrecen esta alternativa para la jubilación y cuáles son sus condiciones. 

¿Qué ofrecen los bancos españoles? 

Aunque los métodos de inversión más populares para planificar la jubilación son los planes de pensiones o los fondos de inversión, hay quienes llegan a los 65 años sin haber organizado sus finanzas de cara al futuro, bien porque no hayan seguido la estrategia adecuada o porque no hayan contado con la figura de un asesor financiero que les haya ayudado a a preparar su plan de futuro.

 

En estos casos, una opción puede ser la hipoteca inversa, aunque no está recomendada para todos los perfiles y conviene hacer un estudio previo para saber si es la fórmula ideal que necesitamos. Mediante la hipoteca inversa, el propietario de una vivienda que esté libre de cargas podrá pedir al banco un préstamo poniendo como garantía su propiedad. A cambio, la entidad le abonará mes a mes la cuantía pactada durante un periodo de tiempo. Cuando se produzca el fallecimiento serán sus herederos lo que tendrán que decidir entre devolver el préstamo al banco junto con el tipo de interés aplicado (en torno a un 5%) para recuperar la vivienda o cobrar lo que reste del préstamo. Para conocer todos los detalles sobre la hipoteca inversa y saber si os interesa o no podéis consultar este post

Desde que BBVA retirara en España su oferta de hipoteca inversa en 2013, ninguno de los grandes bancos españoles ha vuelto a ofrecer este tipo de productos financieros. No obstante, eso no significa que no sea posible conseguirlos en la actualidad, aunque dependerá y mucho del perfil del cliente y de la vivienda, pues las entidades buscarán inmuebles con valores elevados que les permitirán sacar más partido al préstamo. Y es que en los últimos meses, entidades como Bankinter se han mostrado abiertas a analizar este producto para, quizás, poder incorporarlo en su oferta en el futuro. Aún así, si lo que queremos es conseguir una hipoteca inversa a través de nuestra entidad bancaria habitual la mejor opción será acudir a la misma y preguntar si nos ofrecen esta modalidad. De lo contrario, existen dos agentes con los que podremos conseguirlas: 

Hipoteca inversa de BNI Europa

La primera entidad que ha vuelto a comercializar este tipo de producto en España ha sido BNI Europe, a través de su alianza con Óptima Mayores. La entidad portuguesa lanzó hace un año este producto disponible para mayores de 65 años que tengan una vivienda valorada en, al menos, 150.000 euros y que vivan en ciudades de más de 45.000 habitantes. Con esta hipoteca es posible obtener una cuantía del 26% del valor de tasación cuando se trata de un titular de 65 años y del 23% si son dos. Para personas de edad más avanzada la oferta puede llegar hasta el 46% de este valor (long to value). 

A la hora de recibir el dinero, el propietario de la vivienda podrá hacerlo como utilizando la modalidad de pago único, de renta mensual o una combinación mixta. De este modo, el cliente mantendrá la propiedad sin pagar ninguna cuota de amortización de la hipoteca, que será asumida por sus herederos si deciden conservar la vivienda. Para ello, los tipos de interés que establece el banco para el préstamo se sitúan entre el 5% y el 6%.  

Caser Hipoteca Inversa

La semana pasada también se supo que Caser ofrecerá la hipoteca inversa a sus clientes. Con ella, Caser se convierte en la primera aseguradora que comercializará este tipo de productos en España. Aunque todavía no se conocen todos los detalles, lo que sí está claro es que lo hará a través de una alianza también con la firma de asesoría Óptima Mayores.

La modalidad escogida por la aseguradora incluirá pagos mensuales a los que se añadirá la opción de un pago extra en el momento en el que se formalice el préstamo hipotecario. Al tratarse de un producto ofertado por una aseguradora, Caser proporcionará los pagos mensuales a los propietarios de la vivienda y también servicios asistenciales como ayuda en el domicilio o asesoramiento telefónico. 

Aunque por el momento Caser parece ser la primera empresa del mundo asegurador en irrumpir en el mercado de las hipotecas inversas, no se descarta que sigan la tendencia el resto de aseguradoras, que han ido comprobando en los últimos años cómo las rentas vitalicias han jugado un papel fundamental para su negocio. 

¿Compro o alquilo?: