El Euribor marcó en febrero su mínimo histórico en -0,191%, repitió en marzo y desde entonces no ha dejado de subir. Tanto es así que en agosto marcó el mayor aumento desde abril de 2014 con un repunte de 0,11 puntos porcentuales hasta el -0,169%.

El mes de septiembre comenzó en -0,166% y la media provisional ahora mismo es de -0,167%. Si alcanza esa cota, quienes tienen una hipoteca a tipo variable que se revisa de forma anual pagarán más por su préstamo, algo que no ocurría desde junio de 2014. El susto será pequeño, ya que la subida apenas sería de 0,001 puntos. Para una hipoteca a la que le restan 85.000 euros por pagar a Euribor+1% el resultado es que pagará 0,04 euros más al mes o 0,49 euros más al año.

Amortizar hipoteca con la subida del Euribor

La cosa cambia para quienes tienen hipotecas que se revisan de forma semestral. En este caso la subida sí se dejará notar un poco más en el bolsillo. En concreto, la cuota mensual subirá 0,88 euros al mes y pagará 5,28 euros más en todo el semestre hasta la siguiente revisión.

Lo que puede pasar en septiembre es sólo el principio de lo que nos espera. Y es que el Euribor se ha dado definitivamente la vuelta y subirá durante 2018 y 2019. No van a ser subidas meteóricas, pero sí contantes que lo acercarían al 0,4% en 2019. La evolución histórica y futura del Euribor apunta hacia un aumento en 2018 hacia entornos del -0,1% pero podría incluso llegar al 0,2%. 

En 2019 será cuando el panorama cambie con movimientos entre el 0% y el 0,4% con un escesario central del 0,19%

Con esto el mente ¿ha llegado el momento de adelantar el pago de la casa? ¿Merece la pena amortizar la hipoteca de forma anticipada? La subida del euribor hará que cada vez vayas a pagar más por tu hipoteca. Tanto es así que si el indicador sube un punto porcentual la cuota se disparará 38 euros al mes para el ejemplo anterior y los intereses totales que terminarás pagando se multiplicarán por dos.

Adelantarse a esa situación y anticipar parte de la hipoteca puede ser una buena solución, aunque dependerá de cada caso. La clave para saber si compensa amortizar anticipadamente el préstamo es hacer números y calcular cuánto podríamos obtener invirtiendo ese dinero. Para la hipoteca de 85.000 euros a 10 años la mejor opción ahora sería invertir. Un inversor moderado conseguirá 706 euros más con una cartera de fondos que amortizando la hipoteca.

La siguiente calculadora te ayudará a hacer tus propios cálculos:

¿Es mejor amortizar hipoteca o invertir esa cantidad?:


Una vez ya tengas la respuesta el siguiente paso es decidir entre amortizar plazo o cuota 

¿Y cambiar el tipo de hipoteca?

Hay una alternativa a adelantar la hipoteca: cambiar el tipo de interés de fijo a variable. De esta forma evitarás el efecto de la subida del euribor blindándote con un tipo fijo en tu hipoteca. Eso sí, cuanto más esperes a cambiar, mayor será también el tipo fijo que te ofrezcan.

En este artículo te damos las claves para elegir y una herramienta para hacer tus números: ¿Qué es mejor, una hipoteca a tipo fijo o a tipo variable? 

Si estás pensando en hacerlo, quizás te convenga esperar a la aprobación definitiva de la nueva ley hipotecaria que va a rebajar la comisión por subrogación de la hipoteca para el cambio de tipo variable a tipo fijo.