¿Cuándo y cómo descubriste la Gestión Cuantitativa?
Cuando empecé a invertir, como el 99% de los que empiezan en este complicado mundo de los mercados, andaba totalmente perdido. Y no hay nada peor que acercarte a los mercados financieros sin saber lo que estás haciendo, porque te puede costar muy caro. Sin un método de inversión robusto que te dote de la confianza necesaria para enfrentarte a los mercados a largo plazo estás en manos de tus emociones. Y todos sabemos que las emociones en los mercados son sinónimo de pérdidas.

Así que descubrí mi “santo grial”, la inversión cuantitativa. Una manera de aproximarte con un método científico a los mercados, donde no existen certezas, pero necesitas tener un plan claro al que aferrarte para superar los momentos difíciles donde se ve todo negro. Esto me dio la confianza necesaria para invertir sabiendo que lo que estaba haciendo tenía un apoyo estadístico, y que sí en el pasado había funcionado tenía probabilidades de seguir funcionando en el futuro.

En definitiva, la gestión cuantitativa es un juego de probabilidades con una base estadística que hace que tu Esperanza Matemática sea positiva en el largo plazo y puedas enfrentarte a los mercados con la confianza necesaria para eliminar tus emociones de la ecuación y aferrarte con disciplina a tu método en los buenos y sobre todo en los malos tiempos que son los que al final marcan tus resultados futuros.

Eres el actual subdirector de inversiones en ANATTEA GESTION SGIIC. ¿Qué característica diferencial en el modelo de gestión ofrece Anattea? y ¿por qué te sumaste al proyecto de la gestora?

El modelo de gestión que ofrece Anattea era impensable hace tan solo unos pocos meses en una gestora española. Es algo totalmente novedoso en la gestión institucional en España, donde las barreras tecnológicas, aunque parezca mentira en pleno siglo XXI, aun son muy altas. 

La infraestructura para poder crear un fondo de gestión cuantitativa ha sido compleja y ha llevado más tiempo del esperado en un principio. En España la mayoría de los fondos de inversión siguen metiendo sus órdenes por teléfono, lo cual es impensable para un fondo cuantitativo que invierte en prácticamente todos los tipos de derivados con órdenes a diario. La automatización de este proceso es fundamental para optimizar recursos y poder llegar a todos los sitios donde queremos llegar.

Por eso es un proyecto que desde el principio me cautivó, como inversor particular ya antes había tratado de montar un fondo de inversión cuantitativo y ninguna de las gestoras con las que hablé fue capaz de ni siquiera querer entender lo que quería hacer. Como sucede en la mayoría de las facetas de la vida cuando uno está cómodo en su zona de confort es difícil salir de ella. 

He tenido la suerte de que los fundadores de Anattea hayan arriesgado su tiempo y su capital para crear una gestora “disruptiva”, que rompe con la gestión que vienen haciendo hasta la fecha las gestoras nacionales y por supuesto, que contaran conmigo para formar parte del proyecto por lo que les estoy muy agradecido. 

¿Cuál es tu opinión sobre en que debe consistir una correcta diversificación de la inversión?
La diversificación debe ser la que se conoce como diversificación eficiente. Existe una diversificación a la que se denomina diversificación “ingenua” y que consiste en añadir activos a la cartera que están altamente correlacionados pensando que así se disminuye el riesgo. 

La diversificación “eficiente” es en la que los activos que conforman tu cartera están totalmente descorrelacionados entre sí, por tanto, sí que producen una disminución real del riesgo de la cartera sin afectar a la rentabilidad. Hay que ser consciente de la importancia que tiene añadir activos descorrelacionados a tu cartera para mejorar la ecuación rentabilidad-riesgo y mejorar tus resultados a largo plazo.

¿Qué aportan los modelos algorítmicos y cuantitativos al conocimiento y al funcionamiento de los mercados?
Los modelos algorítmicos y cuantitativos aportan liquidez a los mercados como el resto de los participantes haciéndolos más eficientes y, por tanto, en su propio detrimento, haciendo que cada vez sea más complicado encontrar ineficiencias que se puedan aprovechar.

Pero gracias a que el ser humano es como es, éste dota a los mercados de sus emociones y miedos haciendo que la historia se repita una y otra vez con sus ciclos de euforia y depresión, y ahí es donde los algoritmos, que son insensibles, sacan mayor provecho de la situación. Recordemos que la mente del inversor es su principal enemigo y todo lo que ayude a eliminar el factor emocional de la inversión contribuye sustancialmente a su mejora.

En Anattea estamos continuamente investigando nuevos modelos de inversión cuantitativa que puedan aportar valor a los inversores y descorrelación con la gestión tradicional, esto en tiempos de bonanza bursátil quizás no se valora, pero en tiempos difíciles esperamos que se pueda apreciar el valor de este modelo de inversión.

¿Qué ventajas ofrecen los fondos de retorno absoluto a las carteras de los inversores? 
Como he comentado antes para conseguir una diversificación eficiente hace falta encontrar activos descorrelacionados, y hoy en día en un mundo globalizado es imposible invertir en una cartera de acciones que, aunque sean de distintas zonas geográficas y sectores, no tengan una alta correlación entre ellas. 

Por tanto, tener un fondo de retorno absoluto en cartera, cuya correlación con los fondos tradicionales es cero, va a hacer que disminuya el riesgo de la cartera en un porcentaje elevado y suavice la curva de resultados.

Durante estos últimos años el inversor de renta variable se ha podido olvidar del riesgo real que supone la inversión, dado que hemos vivido unos años de una volatilidad extremadamente baja y rentabilidades altas, sobre todo en USA. Pero este último mes de octubre de 2018, donde todas las bolsas desarrolladas han caído fuertemente, puede servir de recordatorio de que el riesgo siempre está ahí cuando hablamos de inversión. 

Dicen que la inversión cuantitativa mueve un alto porcentaje del volumen en los mercados internacionales.
¿Por qué crees que los inversores españoles no siguen esta realidad?

Como todo en la vida los cambios no son fáciles, y lo desconocido se relaciona con riesgo generando desconfianza. Al final creo que es un problema de la industria de gestión española que no le interesa que la gente tenga una educación financiera y pueda entender los riesgos de lo que le están vendiendo. 

Es labor nuestra dar a conocer este tipo de gestión y generar confianza con los resultados para que se pueda ver el valor real que tiene un fondo de retorno absoluto en la cartera de cualquier inversor. En el mundo de la inversión hay muchas más opciones que comprar acciones o renta fija, y no son excluyentes sino complementarias. Una buena cartera de inversión a largo plazo tiene mayores posibilidades de éxito si utiliza los distintos tipos de inversión que están al alcance del inversor. 

¿Cómo ves el futuro de los modelos de inversión cuantitativos?
Siempre es difícil abrir camino con algo nuevo, pero creo que poco a poco irán consolidándose como una herramienta más al alcance de cualquier inversor que podrá utilizar para mejorar la calidad de su cartera. 

Me gustaría recalcar que la inversión cuantitativa, que está encuadrada dentro de la gestión alternativa, no es un suplemento sino un complemento de la gestión tradicional.   Es nuestra misión en Anattea demostrarlo a base de resultados, esperamos poder conseguirlo en el largo plazo con el esfuerzo y el trabajo diario.

 

Conoce más sobre nuestra filosofía de inversión y las características de los fondos de Anattea Gestión en nuestras sesiones informativas, inscríbete en www.anattea.com o en info@anattea.com.