Autor: Javier Chen/ Gestor de Anattea Gestión SGIIC

Los inversores de fondos de renta variable en los últimos 5 años habrán visto que aunque sus inversiones se han revalorizado muy pocos habrían batido al S&P500. Hablamos del S&P500 por el hecho de que es la renta variable de referencia y que a su vez suele ser el más fuerte e influyente de todos. Este “Underperformance”, incluso si el fondo es puramente americano, es debido a algo muy simple, las FANG. No hay más que ver la diferencia entre el Nasdaq (azul) y el Nasdaq Equal Weighted (rojo), con una diferencia de casi un 40% en los últimos 5 años.

Aunque el acrónimo FANG, se refiere a Facebook, Amazon, Netflix y Google. Para nosotros son todas aquellas compañías con revalorizaciones astronómicas cuyos beneficios no han logrado incrementarse a la misma velocidad. 

Llevamos por lo menos 5 años, escuchando que el mercado esta caro, y en cierto modo si, está más caro que su media histórica de PER 15, y eso ha llevado, sobre todo a los gestores value, a alejarse de las FANG y todos los valores de crecimiento, justo las mismas compañías que han llevado al mercado a romper máximo tras máximo. Bajo esta coyuntura, aquellos inversores que no hayan mantenido alguna FANG en cartera, seguramente no hayan podido batir al S&P500, incluso el mismísimo Buffet se ha quedado por detrás del mercado en los últimos años. 

La situación anterior se asemeja mucho a las condiciones del mercado de los años .com, aunque todavía es pronto para calificar al mercado y al segmento FANG de burbuja. En aquella ocasión, muchos inversores retiraron su capital de las manos de los gestores que no lograban batir al mercado por que se negaban a pagar múltiplos desmesurados. 

Esta vez, hay muchos analistas que predicen una fuerte corrección del mercado, más allá de las que ya hemos sufrido, sin embargo, animamos a los inversores de renta variable a mantener sus posiciones, sobre todo en aquellos fondos cuya exposición a las FANG sean mínimas, ya que los mismos que han llevado al mercado a cotizaciones actuales deberían ser los catalizadores para traer una corrección al mercado. 

Los valores Ex FANG, aquellos que no se han revalorizado tanto como el mercado pero que al mismo tiempo son buenas compañías con valor, serán los que mantendrán al mercado para que este no se vaya a niveles absurdamente bajos. Por lo tanto, en nuestra opinión, si existe una corrección fuerte no será una corrección generalizada como en el 2008, si no más bien una corrección como la del 2002 cuando las carteras ex tecnológicas ofrecieron retornos espectaculares hasta que tuvo lugar la gran recesión. Las .com fueron las que causaron la burbuja y fueron ellas mismas las que la pincharon, los demás valores cotizaron como si nada hubiera pasado en todo ese periodo. Cabe mencionar, que no solamente el estilo value lo hizo francamente bien en ese periodo, sino que las apuestas por valores de calidad, de baja volatilidad, distressed, etc, cualquiera que no fueran las que provocaron la burbuja, fueron todos capaces de batir al mercado. 

Hace unos meses Nomura publicó un artículo en el cual se vio la rotación más grande de valores growth hacia valores value en las carteras de los gestores desde la caída de Lehman, y aunque no pensamos que este hecho provoque una corrección inminente de aquellos activos sobrevalorados si pensamos que es buen momento para mantener carteras Ex FANG o rotar hacia carteras de precios más bajos, porque esas serán las estrellas que más brillaran en los próximos 5 años.

Puede que en estos momentos a algún lector le parezca que se está haciendo una crítica a los estilos de inversión que compran compañías sobrevaloradas, nada más lejos de la realidad, es más, todo aquel que ha estado desinvertido de las FANG o del mercado por su sobrevaloración se ha perdido unos retornos extraordinarios en los últimos 5 años, un plazo más que razonable para cualquiera que advoque por el largo plazo. Pensamos que todos los estilos de inversión son válidos (aunque no todos los gestores lo sean), y esta evidencia es clara cuando vemos los resultados de Soros, Tudor, Jim Simons, Ray Dalio etc, cuyos estilos son tan dispares y al mismo tiempo tan sorprendentes que todo aquel que niegue su mérito debería reconsiderarlo. No obstante, en este articulo queremos ofrecer una visión intermedia entre aquellos que tienen una perspectiva apocalíptica del mercado y aquellos sobreoptimistas haciendo entender que el mercado no solamente sube o baja, sino que también rota. 

Conoce más sobre nuestra filosofía de inversión y las características de los fondos de Anattea Gestión en nuestras sesiones informativas, inscríbete en www.anattea.com o en info@anattea.com.