BIOS - Best Investment Opportunities Summit
BIOS - Best Investment Opportunities Summit
Inteligencia artificial, tecnología y cambio climático, tendencias en las que encontrar oportunidades de inversión

Inteligencia artificial, tecnología y cambio climático, tendencias en las que encontrar oportunidades de inversión

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar

El Covid-19 ha producido una volatilidad extrema en las Bolsas de todo el mundo. Con nuevos records de casos en Estados Unidos, las subidas que habíamos vivido en las últimas semanas se han visto interrumpidas y Wall Street ha vuelto a cotizar en negativo, y con ello el resto de mercados mundiales. Sin embargo, es en estos momentos de incertidumbre cuando se generan las mejores oportunidades de inversión. 

Para descubrirlas Finect, con la colaboración de Efpa España, organiza hoy y mañana BIOS 2020, un evento 100% digital con la participación de algunas de las mejores gestoras a nivel internacional, como Fidelity International, Morgan Stanley, Nordea, BNY Mellon, M&G, Oddo, Schroders y Franklin Templeton.

Estas son las mejores tendencias y oportunidades de inversión del primer día de BIOS 2020.


FIDELITY INTERNATIONAL: Tecnología y el Futuro de la Conectividad

“La digitalización afecta a todos los sectores de consumo y a todos las empresas”, asegura Jon Guinness, Portfolio Manager de Fidelity International. La conectividad está marcando una clara disrupción en múltiples sectores, con claros ganadores y perdedores, que está yendo muy rápido.

Tal y como recuerda Guinness, la conectividad en sentido amplio implica remontarse a la prehistoria. “La humanidad siempre ha intentado conectarse, ahora lo hace a través de Tik Tok o Zoom pero en la prehistoria lo hacía con las señales de humo y las pinturas rupestres”, afirma. 

Según el gestor, estamos viviendo la Edad de oro de la conectividad, una afirmación que se fundamenta en tres pilares que crecen de manera exponencial: La velocidad de conexión, los volúmenes de datos y el número de personas conectadas. “Si pensamos en todas las tendencias, como las citas por internet, el mercado electrónico, las redes sociales o el acceso a la nube, la mayoría están empezando a desarrollarse. Cada año la economía digital aporta más al PIB de Estados Unidos, y en realidad al de todo el mundo”,  expone. 

A la hora de analizar las oportunidades de inversión el equipo del fondo Fidelity Global Communications Fund se fija en tres pilares:

- Fabricantes de dispositivo que permiten el acceso, como Apple o Ericsson
- Propietarios de redes de conectividad, como Celnex, Telefónica u Orange
- Empresas innovadoras que aprovechan el salto del mundo físico al mundo digital, como Google, Facebook o Alibaba. 

Dentro de este último bloque, Jon Guinness hace hincapié en que hay claros ganadores y perdedores dentro de sectores como la música, donde Spotify, Amazon Music y Apple Music resultan claramente beneficiados.  O los videojuegos, con vencedores como Sony, Nintendo o Tencent.

En cuanto a la rentabilidad del fondo a un año suma un 20,2%, a un mes un 4,7% y a tres meses un 10,7%, lo que refleja como esta tendencia de inversión se ha beneficiado en los últimos meses de pandemia. “La transición hacia la digitalización, sin duda, se ha visto acentuada por el Covid-19”, finaliza. 


SCHRODERS: Cambio climático: ahora más importante que nunca

“Nos encontramos en un momento muy interesante para plantearse la inversión en cambio climático”, invita Isabella Hervey – Bathurst, Co-gestora del Schroder ISF Global Climate Change Equity. La gestora pone en evidencia el profundo impacto que el cambio climático está teniendo ya en toda la economía mundial y en la repercusión que, sin duda, tendrá en todos los sectores. “Al mercado no se le da muy bien ver los riesgos en este tipo de temas no financieros y para nosotros es una oportunidad”, afirma. 

En 2015, los líderes mundiales se reunieron en París y acordaron ajustar la temperatura global a los dos grados. En este desafío entran en juego la política, las finanzas, las disrupciones tecnológicas y todas las industrias existentes. “El 15% del valor de los mercados de renta variable se encuentran en serio riesgo. Por el camino se perderán muchos negocios y empresas”, advierte la gestora. 

Pero al mismo tiempo desde Schroders ven oportunidades de inversión que se verán beneficiadas de la transición como las energías renovables, la eficiencia energética, los recursos medioambientales, las compañías que mantengan a raya su huella de carbono y las que dediquen al transporte sostenible.

Para averiguar quienes serán los ganadores y perdedores en cada uno de los sectores, en Schroders realizan varios filtros. El primero se encuentra estrechamente relacionado con los combustibles fósiles, si piensan que una empresa se va a beneficiar del objetivo de dos grados la incluyen. Así logran seleccionar 600 valores. Después, realizan una nueva criba basada en las valoraciones de sus fundamentales, en factores medioambientales, de buen gobierno y de responsabilidad social corporativa, hasta quedarse con 66 empresas. 

Así, descubren oportunidades, por ejemplo, en el sector alimenticio. “Actualmente la ganadería es responsable del 14% de las emisiones de gases invernadero. Si continúa evolucionando como ahora, en 2050 sería responsable del 100% de las emisiones permitidas. Por ello, los productos vegetales que imiten a la carne puede ser un negocio en los próximos años”, indica la gestora. Según sus cálculos, de evolucionar como la leche vegetal, en 10 años pasaría de ser un negocio de 14.000 millones de dólares a ser uno de 140.000 millones. 

Lo cierto, es que si durante 2019 la prioridad de los Gobiernos a nivel mundial y de la sociedad civil era el cambio climático, el Covid-19 ha cambiado las preferencias en la agenda política. Pero según Isabella Hervey – Bathurst, los esfuerzos por el cambio climático no tienen que verse obstaculizados por Covid-19, sino que pueden abordarse conjuntamente, y como ejemplo marca el pacto verde firmado en mayo en Europa. 

ODDO BHF: Oportunidades en Inteligencia Artifical con Inteligencia Artificial

Para comenzar a hablar de inteligencia artificial en ODDO no podrían hacerlo sin hablar de invertir empleando esta tecnología. Gracias a ella, consiguen analizar más de 4 millones de datos de Bloomberg al día y cribar a más de 4.600 empresas hasta quedarse con 300. Después, un equipo humano se encarga de una valoración más exhaustiva basada en un modelo cuantitativo donde observan el crecimiento de cada empresa y sus riesgos, hasta reducir el universo hasta 60 empresas. En una tercera fase, y desde el punto de vista de la inteligencia artificial, pero sin excluir otros criterios como los ESG, elimina entre un 8% y un 10% de valores más.

Este proceso lo realizan cada tres meses, y cada seis varían las palabras clave en las que se basa su primer cribado. Con ello, consiguen superar a su índice de referencia en un 13%, de media, y al mismo tiempo controlar la volatilidad. “La tecnología de la primera fase equivale a 20 analistas trabajando al mismo tiempo”, segura Brice Prunas, Equity Fund Manager ODDO BHF. Pese a ello, el equipo humano, según Prunas, se encuentra muy presente en cada una de las fases.

Actualmente, rinden un 7% por encima de su benchmark y lo hacen invirtiendo en 60 valores de 12 sectores diferentes, como la informática, la tecnología o la comunicación. A nivel geográfico, Norteamérica supone más de un 60%, pero no se olvidan ni de Europa ni de Asia. Eso sí, prefieren empresas críticas que influyen en las cadenas de fabricación, en lugar de los típicos valores. Por poner un ejemplo se encuentran infraponderados en Google, Facebook, Apple, Microsoft y Amazon, sumando en conjunto el 6% del fondo. Tampoco invierten en empresas que dan perdidas, lo que les deja fuera de Netflix o Tesla. 

Como empresa de valor, Brice Prunas escoge a Masimo, una small cap estadounidense que salió victoriosa de sus tres fases de selección, y que es líder de un mercado con poca competencia, el de fabricación de tecnologías no invasivas de monitoreo de pacientes. La compañía vende más oximetría de pulso a los hospitales que cualquier otra compañía y en esta pandemia ha multiplicado sus ventas. 

MORGAN STANLEY: El atractivo de la renta variable de alta calidad

“En los últimos 24 años hemos visto que invirtiendo en empresas de alta calidad se pueden mantener altas rentabilidades a lo largo del tiempo”, asegura Alistair Corden – Lloyd, Executive Director Morgan Stanley IM, especialista de producto del fondo MS Global Brands. Y lo hacen seleccionando empresas gestionadas por equipos muy capaces y disciplinados.

“Lo que realmente buscamos son empresas que puedan maximizar los beneficios, empresas que no defraudan cuando el mercado cae”, afirma. Y esta tarea de búsqueda les trae recompensas ya que en todos estos años, en los que en los mercados ha habido varios momentos de cifras negativas, sus empresas han rendido por encima de sus índices. “Se trata de compañías de baja volatilidad, crecimiento sostenidos, y que maximizan sus ingresos y beneficios”, continúa.

Pero, ¿cuáles son estas empresas? Alistair Corden – Lloyd lo tiene claro, “valores que interactúan con nosotros, los consumidores, en nuestra vida cotidiana. Cuando despertamos, nos lavamos, vamos a trabajar, comemos… Empresas con las que, pase lo que pase, interactuamos con ellas”. Ejemplos son Dove, L’oreal, Lipton, Axe, Microsoft, Officce, Knorr, Coca-Cola, Magnum, Vanisg, Apperoll o Ben & Jerrys. 

Su inversión es a largo plazo, lo que les aleja de sectores como el farmacéutico, en los que consideran que existen muchos riesgos, debido a que los beneficios se basan en patentes que acaban caducando. Tampoco invierten en la industria alimentaria, ni en fabricación de alimentos, al considerar que no tienen poder en los precios de lo que fabrican. ¿En cuanto a nivel geográfico? Norteamérica les supone su mayor nivel de ingresos. 

¿Cómo seguir BIOS 2020? 

Esta primera edición del Best Investment Opportunities Summit se emitirá en directo el lunes 29 y martes 30 de junio a partir de las 16.30 de la tarde. 
Cada gestor tendrá 20 minutos para contar su idea de inversión para estos momentos y 10 minutos para responder las preguntas que los asistentes le formulen durante su intervención, que le plantearemos justo al terminar su ponencia 

Para apuntarte a este evento y seguir las mejores ideas de los gestores, tan sólo tienes que hacer clic aquí y apuntarte al grupo BIOS en Finect. 
Los asesores financieros que quieran sumar tres horas de formación a su recertificación EIA, EIP, EFA o EFP  podrán hacerlo visualizando el evento online BIOS 2020 de ambos días y superando el test tras su finalización.

¡Esperamos que te guste y te sea útil este nuevo espacio sobre oportunidades de inversión que te traemos desde Finect!

0 ComentariosSé el primero en comentar
User