Está claro que la historia no se repite, pero es curioso como muchas situaciones terminan de una forma similar a cómo ha sucedido en el pasado. Esto es aplicable a muchos ámbitos de la vida, y también al financiero. El mercado es una máquina de crear riqueza o destruirla,