El mercado de valores español ha vivido en los últimos 30 años un intenso y profundo proceso de cambio y crecimiento. Los sistemas técnicos, operativos y de organización en los que se apoya hoy el mercado han permitido canalizar importantes volúmenes de inversión y dotar a los mercados de una mayor transparencia, liquidez y eficacia.

La actual normativa española relativa a los mercados de valores e instrumentos financieros está hoy conformada fundamentalmente por normas de carácter europeo que se han traspuesto de forma paulatina a la legislación española. Desde la Directiva de Servicios de Inversión (DSI) de 1993 hasta la profunda reforma que ha entrado en vigor en 2018, y que supone la aplicación de MiFID II y el Reglamento MiFIR, la normativa se ha ido adaptando a la complejidad alcanzada por los mercados, servicios e instrumentos financieros.

A lo largo de tres décadas también se han producido grandes cambios en la estructura y el funcionamiento de los mercados de valores europeos. El nuevo entorno de negociación se caracteriza hoy por la apertura a una mayor competencia, entorno en el que los Mercados Regulados conviven con otras figuras de nueva creación, entre las que destacan los Sistemas Multilaterales de Negociación (SMN).

Información actualizada y ampliada en este enlace:

http://www.bolsamadrid.es/esp/Inversores/MercadoEsp.aspx