El edificio, situado en el centro de Madrid, fue inaugurado en 1893 por la Reina Regente María Cristina

El edificio tiene un relevante valor arquitectónico y simbólico. Situado en la Plaza de la Lealtad, fue levantado en unos terrenos cedidos por la Corona. Es obra del arquitecto Enrique María Repullés y Vargas, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

El Palacio mantiene sus funciones como centro financiero, es la sede de BME y la Bolsa de Madrid y continúa siendo un emblemático lugar de representación. Cada año recibe a más de 65.000 personas que asisten a numerosas reuniones con inversores, salidas a bolsa, actos académicos y otros eventos del ámbito financiero.

BME ha llevado a cabo un proyecto editorial digital en el que actualiza la historia del edificio y destaca los hitos más relevantes acontecidos en los mercados financieros en los últimos 125 años.

La publicación conmemorativa se puede visitar y descargar desde el siguiente enlace: www.125palaciobolsa.es