Sean Taylor, CIO de DWS para la región Asia-Pacífico, cree que la economía china saldrá del conflicto comercial con Estados Unidos sin daños duraderos. Desde un punto de vista histórico, las acciones chinas todavía no son baratas después de la caída de los precios de los últimos meses, pero las valoraciones parecen ser ahora más atractivas. "Frente a las elecciones de mitad de período, esperamos que el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, imponga cuanto antes aranceles punitivos a las importaciones chinas por valor de 500.000 millones de dólares", señala Taylor. Desde una perspectiva global de cinco años, Taylor cree que es probable que las empresas estadounidenses dependan más del mercado chino que las empresas chinas del mercado estadounidense.

Sean Taylor DWS                                                                                     Sean Taylor CIO APAC, DWS
 

El comercio intrarregional en Asia debería aumentar
Además, este conflicto comercial impulsará al gobierno chino a reforzar la demanda interna y a acelerar el progreso de su programa "One Belt, One Road". "En última instancia, el país buscará mejorar las relaciones con otros países asiáticos, lo que debería aumentar el comercio dentro de la región", explica Taylor. En particular, espera que los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) se beneficien de estos acontecimientos. Entre ellos se encuentran Indonesia, Malasia, Tailandia y Vietnam. El CIO para la región Asia-Pacífico no ve ningún signo de una burbuja inmobiliaria china que afecte a la región. De hecho, el país cuenta ahora con préstamos inmobiliarios de alta calidad.

El gobierno chino no tiene interés en una devaluación del Renminbi
En general, Taylor sigue pronosticando que la economía china crecerá un 6,5% este año y un 6,3% en 2019. En cuanto al tipo de cambio del dólar-renminbi durante el próximo año, espera que la moneda china se debilite hasta situarse en torno a 7 renminbi por billete verde. Sin embargo, no espera ver ninguna devaluación como consecuencia del conflicto comercial con Estados Unidos. "China sigue llevando a cabo reformas a largo plazo y, como tal, necesita una moneda estable", afirma Taylor.


El fuerte impulso de los beneficios respalda el mercado bursátil chino
A pesar de las caídas de los precios de los últimos meses, la renta variable china sigue sin ser barata, pero la diferencia de valoración se está volviendo más atractiva. En términos de estrategia, es crucial elegir los sectores adecuados. "Seguimos favoreciendo la renta variable en la nueva economía, así como en los sectores de sanidad, educación, turismo y estilo de vida". Esto se sustenta en la evolución de los beneficios de las empresas que cotizan en el mercado de renta variable chino. "Este año podríamos ver un crecimiento de las ganancias del 15% y esperamos que el próximo año sea del 15% al 16%. Estas cifras son impresionantes y no se pueden encontrar en ningún otro mercado", destaca Taylor.