La esperanza de un rally en los mercados de valores de cara a fin de año no se ha materializado pero, de alguna manera, esto podría tener implicaciones positivas para 2019.

Aquellos que encuentran frustrante la esperada llegada de Godot (1) quizá no sean conscientes de cómo se han sentido los inversores, que han estado durante todo el año esperando un rally antes de fin de año. Tal y como se encuentra la situación financiera actual, es probable que ningún mercado de valores significativo genere un rendimiento positivo para 2018, al menos en términos de dólares estadounidenses. Por si ese motivo no fuese suficiente, tal y como demuestra la experiencia histórica, una venta tan tardía podría potenciar una situación de incertidumbre. Únicamente ha habido nueve casos en los que el S&P 500 ha caído más del 10% en el cuarto trimestre (a fecha de 19 de diciembre y nos posicionamos ahora en -14%) desde 1928. Además, en seis de estos nueve casos, el descenso continuó en el primer trimestre posterior.

En conjunto, podemos pensar que un mal comienzo de año realmente significa un mal comienzo. Es cierto que para muchos fondos de inversión, los presupuestos de riesgo se habrán agotado directamente, lo que hace imposible volver más ofensivos a los mercados.

 

Si hacemos balance, la realidad es que no nos estamos acercando al cierre del año con una sobredosis de pesimismo, no solo porque continuamos siendo más positivos respecto al desarrollo económico de 2019, en el que muchos sectores del mercado parece que lo están siendo, sino porque también asumimos que después de la última reunión de la Fed y la consecuente reacción del mercado, ha aumentado la probabilidad de una pausa en la subida de tipos de marzo.

Por su parte, en el caso de que los mercados se recuperaran podríamos ver una dinámica similar a la que muestra nuestro “gráfico de la semana” para los diversos índices en los últimos dos años, podemos decir que lo que se ha movido más en una dirección tomará otra totalmente diferente. Si bien es cierto que este es un enfoque de inversión bastante simplista, incluso si ha resultado positivo al comparar los retornos de 2018 con los de 2017, podríamos preguntarnos: ¿por qué no desear ese resultado justo antes de Navidad incluso si Godot no viene más?

 

Fuentes: Thomson Reuters Datastream al 20/12/18

El pasado rendimiento no es un indicador fiable de futuros rendimientos.

Índice MSCI Mercados Emergentes Latinoamérica, Índice MSCI AC World, Índice MSCI Japón, Índice MSCI Europa, Índice MSCI Mercados Emergentes Asia

 

Tabla de Rendimiento

 

1. Es una obra escrita por Samuel Beckett, en la que Valdimir y Estragon esperan desesperadamente la llegada de Godot.

Todas las opiniones y afirmaciones contenidas en el presente documento se basan en datos de fecha 20 de diciembre de 2018 y podrían no llegar a materializarse. Esta información podrá verse modificada en cualquier momento dependiendo de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debería tomarse como una recomendación. Los rendimientos pasados no son indicativos de resultados futuros. Las previsiones están basadas en hipótesis, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que podrían estar equivocadas. Deutsche Asset Management Investment GmbH

CRC 063582 (12/2018)