Echamos un vistazo más de cerca al desequilibrio del comercio mundial que sólo preocupa a alienígenas y economistas

 

En las recientes discusiones acerca del comercio global, Estados Unidos ha estado bastante aislado. Sin embargo, podría contar con importantes aliados. No nos referimos a Moscú. En términos de comercio global, Rusia tiene un tamaño pequeño si miramos su cuenta corriente.

 

El balance por cuenta corriente mide las exportaciones menos las importaciones en bienes y servicios, más los ingresos netos por inversiones, así como otras fuentes de transferencias, como las remesas de los trabajadores, Las exportaciones de un país son las importaciones de otro. De modo que, para el mundo en su conjunto, cabría esperar que las balanzas por cuenta corriente se anulen entre sí.

 

Curiosamente, raramente ha sido así, como muestra nuestro "Gráfico de la semana". Hasta hace muy poco tiempo, el planeta tierra tenía déficits en cuenta corriente bastante persistentes. Desde 2005, esto se ha convertido en superávit. De acuerdo a las estimaciones del FMI, el último superávit del mundo en general alcanzó los 370 mil millones de dólares, cerca del 0,5% del PIB mundial. Esto es casi el doble que el superávit por cuenta corriente de China y fácilmente eclipsa el de Alemania.

 

Errores balanzas comerciales

 

¿Qué está pasando? La mayoría de los expertos, incluido el FMI, culpan a los errores de medición. Las estadísticas sobre el comercio son imprecisas. El crecimiento de las transacciones entre empresas y de las complejas cadenas de suministro a través de las fronteras puede haber dificultado aún más el seguimiento del comercio. Una solución obvia al problema sería mejorar la recopilación de datos. "Las estadísticas dudosas conducen a errores de política. Los gobiernos deberían aclarar las cifras", demandó “The Economist” en un artículo sobre la balanza por cuenta corriente mundial.

 

Por supuesto, los mismos tipos de expertos también podrían decir que no hay que preocuparse demasiado por los déficits por cuenta corriente, por no hablar de los déficits comerciales entre dos países cualquieras. "Casi todo el mundo tiene un gran déficit comercial con la tienda donde hace la compra habitualmente- comprándoles lotes sin venderles nada a cambio - y un enorme excedente con su empleador - a quien le venden sus servicios laborales y típicamente no compran nada a cambio", señalamos en marzo.

 

Un enfoque menos convencional consistiría en atribuir a los alienígenas del espacio ultraterrestre un déficit por cuenta corriente correspondiente al superávit medido en nuestro planeta. Tal vez estos alienígenas son igualmente críticos con los déficits comerciales. Gracias a las facilidades de las comunicaciones modernas, ahora podrían saber dónde buscar aliados en el planeta Tierra en su búsqueda contra los "culpables" de los superávit comerciales y de cuenta corriente.

 

 

Todas las opiniones y afirmaciones contenidas en el presente documento se basan en datos de fecha 5 de julio de 2018 y podrían no llegar a materializarse. Esta información podrá verse modificada en cualquier momento dependiendo de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debería tomarse como una recomendación. Los rendimientos pasados no son indicativos de resultados futuros. Las previsiones están basadas en hipótesis, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que podrían estar equivocadas. Deutsche Asset Management Investment GmbH

 

CRC 058921 (07/2018)