Se suele decir que «los mercados de valores políticos tienen las patas cortas». Esto es, que las turbulencias políticas suelen afectar a los mercados financieros únicamente por un corto período de tiempo. Pero, ¿y si dichos acontecimientos se sucedieran cada vez con mayor frecuencia y rapidez? Maurice Obstfeld, economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), planteó recientemente esta cuestión en un artículo publicado en el periódico alemán Die Welt (1), en el que recoge su temor a que los conflictos políticos puedan convertirse en un problema para la economía global.

 

Un ejemplo actual de un revés político es el desplome de la lira turca, acrecentado últimamente por el enfrentamiento público entre Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan. Las turbulencias en las divisas también pasaron factura a los mercados de valores, al igual que la votación sobre el Brexit o la amenaza de aranceles punitivos de Estados Unidos a los productos de la Unión Europea. Esta situación también provocó la exasperación a corto plazo de los mercados.

Lo positivo, para los inversores, es que hasta ahora las disputas políticas no han podido frenar la tendencia al alza de los mercados de valores. No obstante, con la mirada puesta hacia el futuro conviene actuar con prudencia. «Hay razones suficientes para seguir teniendo en cuenta la volatilidad de los mercados», afirman también los expertos en inversiones de DWS en su previsión actual.

Está claro que los conflictos políticos pueden suponer un riesgo para la economía. Por ejemplo, los derechos de aduana reducen las oportunidades de venta de muchas empresas, las sanciones provocan el aumento de los precios del petróleo o la caída de los tipos de cambio (como en el caso de la lira turca), o el clima de inseguridad a causa del Brexit impide o demora las inversiones de las compañías. 

«La economía está en auge, pero estamos actuando con más cautela en los mercados. La política es una de las razones de nuestro modo de proceder», señala a la vista de lo expuesto Stefan Kreuzkamp, estratega jefe de inversiones de DWS.

Puedes acceder al artículo completo en DWS PRO.