La mayoría de los mercados emergentes registran superávit, lo que los hace menos dependientes de la financiación externa

 

Los mercados emergentes han copado los titulares últimamente. Tras un tiempo de buenos resultados en los mercados, de repente se ha vuelto a poner el foco en los riesgos. Elke Speidel-Walz, Economista Jefe de Mercados Emergentes de DWS, no está preocupada por esta clase de activos en general. En particular, señala la evolución de los balances en cuenta corriente: solo dos de los 20 países más importantes de los mercados emergentes* tienen un déficit en cuenta corriente superior al 3% del PIB, como muestra nuestro "Gráfico de la semana".

 

Probablemente no es una coincidencia que precisamente Turquía y Argentina se encuentren bajo presión, enfrentándose a una moneda que se deprecia, lo que a su vez obliga a los bancos centrales a subir sustancialmente los tipos de interés. Otros países, con sólidos balances por cuenta corriente, deberían poder resistir relativamente bien los vientos en contra del exterior.

 

Todas las opiniones y afirmaciones contenidas en el presente documento se basan en datos de fecha 30 de mayo de 2018 y podrían no llegar a materializarse. Esta información podrá verse modificada en cualquier momento dependiendo de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debería tomarse como una recomendación. Los rendimientos pasados no son indicativos de resultados futuros. Las previsiones están basadas en hipótesis, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que podrían estar equivocadas. Deutsche Asset Management Investment GmbH

CRC 057425 (05/2018)