El S&P 500 se ha hundido este año dos veces cerca de un 10%. No es una buena noticia pero tampoco es una situación inusual.

Hasta la fecha, el 2018 ha sido un año decepcionante en muchos aspectos para las inversiones en renta variable. Aunque todavía quedan algunas semanas para que termine el año, en este momento el índice S&P está alrededor de un 3,7% por debajo de las previsiones de mercado que publicamos hace un año. Otros mercados han tenido un comportamiento incluso peor.

Tras un año inusualmente tranquilo en los mercados como lo fue 2017, esperábamos que la volatilidad regresara. En retrospectiva, ésta parece una predicción fácil, pero no se debe perder de vista que esta misma predicción que ahora podemos considerar “obvia”, habría resultado errónea en los últimos años.

En nuestro “Gráfico de la semana”, comparamos el número de bajadas de al menos un 3% del S&P con la magnitud promedia de la caída en cada año natural. En el gráfico se aprecia que el 2018 no desentona si observamos la trayectoria del índice: En 2018 vimos hasta en seis ocasiones caídas del más del 3% (con un promedio del 7%). Desde 1990, los descensos de más del 3% tuvieron lugar al menos siete veces por año (con un promedio del 5,9%).

 

Entonces, desde una perspectiva de volatilidad media, el 2018 es un año normal en los mercados de valores. Si observamos la esquina superior izquierda, el 2017 fue la gran excepción, ya que el S&P no cayó un 3% o más ni una sola vez. Caer dos veces alrededor de un 10%, como ha ocurrido este año, podría considerarse más excepcional. Sin embargo, tampoco es muy inusual si echamos la vista atrás: Desde 1990 ha habido siete veces en los que durante un año se han registrado al menos dos caídas del 10% o más.

Recuerda que en DWS PRO puedes consultar más artículos interesantes sobre la actualidad de los mercados y la industria de fondos de inversión. 

Todas las opiniones y afirmaciones contenidas en el presente documento se basan en datos de fecha 22 de noviembre de 2018 y podrían no llegar a materializarse. Esta información podrá verse modificada en cualquier momento dependiendo de consideraciones económicas, de mercado y de otro tipo, y no debería tomarse como una recomendación. Los rendimientos pasados no son indicativos de resultados futuros. Las previsiones están basadas en hipótesis, estimaciones, opiniones y modelos hipotéticos que podrían estar equivocadas. Deutsche Asset Management Investment GmbH

CRC 062960 (11/2018)