Iberdrola construye tres centrales hidroeléctricas en el río Támega y aspira a hacerse fuerte en el país