Iberdrola pondrá en marcha a partir de 2021 el complejo hidroeléctrico de Támega. Se trata de uno de los mayores proyectos energéticos de Portugal y también de Europa, en el que la compañía española va a invertir más de 1.500 millones de euros.