Los beneficios de la textil gallega subieron un 10% en el segundo trimestre y sus ventas un 8%, aunque su resultado operativo se queda a las puertas de lo previsto tras subir “sólo” un 45%.

Las acciones de Inditex caen un 2,80% a las 12:02 horas, tras presentar unos resultados trimestrales prácticamente en línea con las expectativas y que han disparado la toma de beneficios por parte de los inversores.

Las expectativas del mercado para el segundo trimestre del ejercicio fiscal (1 de mayo – 31 de julio) eran muy elevadas y la textil gallega ha cumplido los objetivos en prácticamente en todos los apartados, aunque se ha quedado ligeramente por abajo en algunos aspectos, como pueda ser el caso de sus márgenes operativos.

Según las cifras presentadas hoy por la compañía, el beneficio neto de Inditex en el segundo trimestre se incrementó un 9,98%, hasta los 815 millones de euros (0,262 euros por acción), en línea con lo esperado, frente a los 741 millones del mismo periodo del año anterior, y los 734 millones del primer trimestre.

De igual modo, las ventas registradas entre mayo y julio volvieron a superar con holgura el umbral de los 6.000 millones de euros, tras finalizar el primer cuarto del curso con una facturación de 5.927 millones de euros. En concreto, los ingresos totales del grupo se alzaron un 8,19%, desde los 6.371 millones de euros en 2018, hasta los 6.893 millones de euros obtenidos hoy.

Como nota un poco más negativa, aunque solo difiere mínimamente de las expectativas, el resultado operativo bruto (ebitda) de Inditex “sólo” ha subido un 45,48% respecto al ejercicio anterior, desde los 1.218 millones hasta los 1.772 millones de euros, cuando a los inversores les hubiera alegrado más ver una cifra más próxima a los 1.800 millones de euros.

 

Inditex mantiene sus objetivos anuales de facturación pese al buen inicio de la temporada otoño/invierno

 

De igual modo, aunque las ventas de la compañía acumulan un avance del 6,6% en el primer semestre del ejercicio (de los 12.025 a los 12.820 millones de euros) y la firma ha adelantado ya que las ventas entre el 1 de agosto y el 8 de septiembre se sitúan un 8% por encima de sus números del año pasado, la empresa ha optado por la prudencia y opta por no revisar al alza su objetivo anual, que se mantiene entre el 4% y el 6%.

Así las cosas, la ausencia de novedades positivas destacables ha empujado a los accionistas de Inditex a hacer caja con unas acciones que ayer al cierre del mercado acumulaban una subida del 12,95% en tan solo 19 sesiones, desde los 25,33 hasta los 28,61 euros por acción, para llegar a marcar un máximo de 14 meses en los 29,00 euros por acción.

Opere con Inditex o acciones de otra compañía con las potentes plataformas de IG