El concepto de la inversión sostenible va un paso más allá de la inversión socialmente responsable. La aplicación de los criterios ESG ( entorno, sociales y gobernanza)