Los mercados durante el mes de julio estuvieron marcados por una espera en saber más detalles relacionados con los planes de los bancos centrales.