Analizar la correlación, para ver cómo se mueven los diferentes activos financieros entre sí es crucial en la construcción de una cartera de valores.