Vamos a ver tres compañías españolas que saldrían ganando con el final del estado de alarma y con la flexibilización de las medidas restrictivas de movilidad. En vez de centrarme únicamente en el sector turismo y ocio, he querido abrir el abanico y ver 3 compañías de 3 sectores diferentes.

1. ACERINOX

Evolución técnica de Acerinox

Evolución técnica de Acerinox

El 2021, con la recuperación económica, la compañía obtendrá un buen espaldarazo, pero veamos las razones a favor:

  • El incremento de la demanda de acero inoxidable para bienes de consumo.
  • Se espera que la demanda de acero a nivel mundial crezca un 4,5%-5,5% y a nivel europeo un 7,5%- 9,5%. 
  • Habrá una subida del precio del acero en Europa y en Estados Unidos, hecho que favorecerá los resultados de la acerera.
  • Su buena exposición al mercado de Estados Unidos.
  • Los resultados del primer trimestre, que se publican mañana, deberían sorprender al alza.
  • Un incremento de la producción de Acerinox (MC:ACX) en el primer trimestre del 8%.
  • Su cartera de pedidos supera por mucho a la de 2020 y 2019.
  • Mantendrá la plena actividad durante lo que resta de año en todas sus fábricas repartidas por los países.

Además, decir también que la junta general de accionistas aprobó el reparto de un dividendo de 0,50 euros por acción que se repartirá el próximo 3 de junio, con una rentabilidad del 4,7%.

Así pues, se trata de una compañía que está muy correlacionada con la recuperación económica, de manera que debiera de seguir haciéndolo bien en Bolsa.

2. IAG (MC:ICAG)

 

Evolución técnica de IAG

Evolución técnica de IAG

La compañía venía de perder 7.000 millones el pasado año y pudo ir tirando para adelante gracias a las ampliaciones de capital. Pero lo peor ya ha pasado, y ahora se presenta como un valor a tener en cuenta por varias razones:

  • Disminuyó en un 37% las pérdidas.
  • Su negocio de mercancías se incrementa notablemente.
  • El levantamiento de las restricciones hará que pueda salvar buena parte de la temporada de verano, eso sí, hasta el 2023 seguramente no recupere los guarismos previos al coronavirus. Mientras, para el primer trimestre del 2022 espera tener su actividad al 80-82% del año 2019.
  • La recuperación de la economía y el levantamiento de las restricciones animará a volver a viajar, redundando a favor de los resultados de la aerolínea.
  • La programación de sus vuelos se está adaptando perfectamente a la situación en cada momento.
  • Se espera que IAG gane unos 600 millones de euros.
  • Hace algo más de seis meses realizó una ampliación de capital para tener oxígeno y la última emisión de bonos le aporta una buena liquidez.

Por cierto, el 24 de junio repartirá dividendo.

El pasado año cayó un 62% en Bolsa, por lo que, en lo que llevamos de ejercicio, es uno de los valores que más sube. Está bien posicionada para aprovecharse de la progresiva recuperación del sector, del ritmo de vacunación y de la relajación de las medidas restrictivas de los países. No será un camino fácil ni exento de dificultades, pero lo peor ha quedado atrás.

3. INDRA

 

Evolución técnica de Indra

Evolución técnica de Indra

Además, para Indra (MC:IDR) ha sido muy importante que, hace poco más de un mes, el juez de la Púnica archivase la causa y no haya imputación, y es que si no hubiese sido así y finalmente la compañía hubiese sido condenada, no podría firmar contratos con las administraciones públicas y eso hubiese sido nefasto, puesto que su sección de defensa cuenta solamente con clientes que no son privados, de manera que el futuro de Indra hubiese sido negro.

Pero al margen de ésta cuestión tan importante, hay también otros factores a favor:

  • Minsait, filial de tecnología de la información, afianza su presencia en Italia al comprar el 70% de Smartpaper.
  • Indra logra un máximo histórico en lo referente a su cartera de pedidos (5.322 millones de euros).
  • La deuda neta baja de 633 millones de euros a 505 millones.
  • Los resultados del primer trimestre han batido claramente las mejores previsiones y las ventas en la sección de defensa suben un 21%.
  • Cumplirá casi con toda seguridad los objetivos propuestos para el 2021.

Respecto al dividendo, no habría excusa para que este mismo año lo recuperase. En los últimos 4 años que dio dividendo (2010-2013) vimos un pay out (porcentaje del beneficio que destina a repartir entre los accionistas) que nunca llegó a superar el 48% (tampoco bajó del 38%). Si decidiese volver al dividendo con un pay out en torno al 40% el dividendo sería en torno a 0,27 euros por título, es decir, lo mismo que en 2012 y en 2013. Pero también hay que tener en cuenta que se volvería a aplazar la entrega de dividendo si la compañía saliera de compras en busca de empresas y es que no se puede descartar la posibilidad de que busque hacerse con participaciones de empresas tecnológicas.

Los últimos recortes han coincidido con niveles de sobrecompra que poco a poco se están regularizando.