(Artículo elaborado por Haris Anwar, analista de Investing.com)

* Presenta sus resultados del 4T de 2019 el miércoles, 29 de enero, tras el cierre

* Expectativas de ingresos: 20.880 millones de dólares

* Expectativas de BPA: 2,52 dólares

Cuando Facebook (NASDAQ:FB) publique sus resultados del cuarto trimestre mañana, es probable que presente un patrón similar al que los inversores observaron en el transcurso del año pasado: un fuerte crecimiento de los ingresos junto con un impacto moderado de las investigaciones políticas y regulatorias.

Este resultado potencial, que contrasta con las batallas del gigante de las redes sociales en Washington, donde se enfrenta a una serie de investigaciones antimonopolio, ha dado a los inversores la confianza para apostar más por las acciones de Facebook los últimos 12 meses. Sus acciones alcanzaron máximos históricos en 222,75 dólares el 22 de enero, antes de que la ansiedad por la propagación del coronavirus zarandeara las acciones a escala mundial. Las acciones cerraron por quinta jornada consecutiva ayer en 214,87 dólares.

 

Facebook

Facebook

 

Aunque el crecimiento de la aplicación principal de Facebook se ha ralentizado, la compañía sigue ganando usuarios rápidamente en otros sectores. Un total de 2.800 millones de personas utilizan al menos una aplicación propiedad de Facebook (Facebook, Instagram, WhatsApp o FB Messenger) cada mes, lo que la convierte en la mayor red social del mundo.

Alentados por este crecimiento, los analistas son optimistas en cuanto a los ingresos y beneficios de la compañía durante el último trimestre. Facebook probablemente anunciará mañana 20.880 millones de dólares en ventas, un aumento de alrededor del 23% en comparación con el mismo período de hace un año, según las previsiones de los analistas. El beneficio por acción ha subido un 6% hasta 2,52 dólares frente al mismo período un año antes.

La plataforma principal sigue creciendo

Las acciones de Facebook han subido más del 70% desde que registraran mínimos a finales de 2018 —lo que también refleja el hecho de que Mark Zuckerberg y la compañía están protegiendo con éxito el negocio principal del aluvión de publicidad negativa y acciones regulatorias.

En el tercer trimestre, la base de usuarios global mensual de Facebook aumentó en 35 millones, incluyendo 3 millones de nuevos usuarios en el lucrativo mercado norteamericano que había estado mostrando ciertos signos de desaceleración estos últimos años. Este crecimiento de la participación de usuarios se produce cuando las nuevas funciones de Facebook, como las historias y su aplicación de Instagram, se vuelven más populares y aportan mayores ingresos publicitarios. La firma de investigación EMarketer estima que Instagram generará más de 15.000 millones de dólares en ingresos publicitarios este año, frente a los 9.100 millones de dólares de 2018.

El resultado de estos éxitos es que el margen operativo de Facebook, una medida de rentabilidad, sigue siendo la envidia de muchos directores ejecutivos. Volvió a situarse por encima del 40% en el tercer trimestre, frente al 27% del segundo trimestre y el 22% del primero.

Dicho esto, los desafíos para Facebook en el frente regulatorio son bastante desalentadores y tienen implicaciones de cara al futuro de la compañía. Es una de las principales empresas tecnológicas que se enfrentan a múltiples investigaciones centradas en el poder monopolístico de su plataforma, su potencial de uso indebido y las prácticas de la empresa relativas al tratamiento de datos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, la Comisión Federal de Comercio y más de 40 fiscales generales estatales están llevando a cabo distintas investigaciones sobre cuestiones antimonopolio. De cara al futuro, Facebook seguirá enfrentándose a una gran presión política y a una posible volatilidad en el precio de sus acciones, especialmente en 2020, cuando los votantes estadounidenses tienen que elegir a su presidente para el próximo mandato.

En conclusión

De hecho, no hay garantía de que los desafíos de la mayor plataforma de redes sociales del mundo desaparezcan pronto. En la última teleconferencia con los analistas en octubre, Zuckerberg advirtió de que 2020 iba a ser un "año muy duro", ya que la compañía se prepara para las elecciones presidenciales de noviembre.

Sin embargo, a pesar de este difícil entorno operativo y el tono prudente de la compañía, la realidad es que no hay otra plataforma tan poderosa o tan global como Facebook. No vemos cómo podría disminuir ese poder, lo que es una de las principales razones por las que nos siguen gustando las acciones de Facebook, a pesar de los altibajos.