(Análisis redactado por Haris Anwar, analista de Investing.com)

* Presenta sus resultados del cuarto trimestre de 2019 el martes, 21 de enero, tras el cierre de Wall Street

* Expectativa de ingresos: 5.450 millones de dólares

* Expectativa de BPA: 0,52 dólares

Cuando el gigante del entretenimiento en streaming Netflix (NASDAQ:NFLX) presente sus resultados del cuarto trimestre hoy, debería indicar que sigue añadiendo suscriptores de pago a un ritmo lo suficientemente rápido como para mantener la ventaja de la compañía frente a la competencia.

La subida del 25% de las acciones desde sus mínimos de septiembre indica que los inversores ya han incorporado ese resultado en sus expectativas. Tras las previsiones de ganancias del segundo trimestre de los analistas, Netflix añadió 6,77 millones de suscriptores nuevos en el tercer trimestre, con un crecimiento más fuerte de lo esperado en el extranjero.

Esto ha ayudado a disipar las preocupaciones de los inversores en torno a que el crecimiento está alcanzando su punto máximo justo cuando varias empresas nuevas y potentes como Disney (NYSE:DIS) y Apple (NASDAQ:AAPL) presentan sus propios servicios de streaming.

Las preocupaciones en torno a la competencia y el estancamiento del crecimiento de Netflix en su mercado interno son los principales culpables del bajo rendimiento de las acciones en los últimos 12 meses. Sus acciones apenas se movieron durante este período, mientras que otras acciones de empresas tecnológicas de gran capitalización registran máximos históricos. Netflix cerró el viernes en 339,67 dólares, un 20% por debajo de sus máximos históricos registrados en junio de 2018.

 

Netflix

Netflix

 

La publicación de resultados de hoy supone una prueba clave para las acciones, ya que será el primer informe de la compañía desde el lanzamiento en noviembre del servicio de streaming Disney+, que reunió a millones de suscriptores casi de inmediato. NbcUniversal de Comcast (NASDAQ:CMCSA) dio a conocer la semana pasada su propia plataforma de streaming, mientras que AT&T (NYSE:T) de WarnerMedia lanzará su plataforma en mayo.

Crecimiento 'vs' gasto

El mayor desafío para Netflix en esta situación dinámica es cómo mantener un equilibrio positivo entre el crecimiento y el gasto. El enorme contenido y el presupuesto de marketing de la empresa sólo pueden justificarse si la empresa agrega más suscriptores. Si eso no se materializa, entonces sus acciones tienen que reflejar esa realidad, especialmente cuando Netflix sigue pidiendo préstamos para impulsar el crecimiento. Se espera que la compañía gaste casi 2.700 millones de dólares en efectivo este año.

Financiar el crecimiento a través de la deuda es un modelo arriesgado que hace vulnerables las acciones de Netflix. La compañía con sede en Los Gatos, California, seguirá utilizando el mercado de bonos basura para financiar sus costes de programación, que se espera que asciendan a alrededor de 15.000 millones de dólares este año.

¿Qué pasa si el crecimiento de los suscriptores en su mercado más lucrativo sigue ralentizándose y la compañía sigue quemando más efectivo cada año para cubrir el coste de su éxito? Las recientes subidas de precios han ayudado a Netflix a impulsar sus ganancias e ingresos, pero esa estrategia tiene su propio riesgo, especialmente cuando los consumidores ven más opciones de streaming disponibles. Tras las subidas de la cuota de suscripción del año pasado, se prevé que Netflix muestre el crecimiento más débil registrado en Estados Unidos en años, sumando solo 2,7 millones de clientes en 2019.

Estas amenazas hacen de Netflix una apuesta arriesgada en 2020. Los traders de opciones prevén un gran swing para las acciones, pronosticando una subida de hasta un 7,7% después de que la compañía publique sus resultados hoy, según el proveedor de datos Trade Alert. Eso queda por encima del movimiento promedio del 6% registrado tras los últimos ocho informes de resultados.

En conclusión

Que resaltemos estos riesgos no significa que no nos gusten sus acciones. En nuestra opinión, Netflix tiene un gran historial de éxito que ha remodelado totalmente la industria del entretenimiento mediático. Creemos que la compañía todavía tiene el potencial de registrar muchos más trimestres impresionantes gracias a la fuerza de sus contenidos, su gran atractivo global y su superioridad tecnológica.

Pero entre la inminente competencia, el aumento de los costes en contenido y la saturación del mercado interno, el camino a seguir no será tan fácil. En nuestra opinión, Netflix seguirá por detrás de otras acciones tecnológicas de gran capitalización hasta que los inversores vean una clara señal de que la compañía se sostiene sin problema y puede defender su territorio. El fuerte crecimiento de las suscripciones en 2020 es crucial para lograr ese resultado.