Investing.com
Investing.com
¿Por qué resisten las acciones de Netflix?

¿Por qué resisten las acciones de Netflix?

0
Me gusta
0
Comentar
Guardar

(Artículo elaborado por Haris Anwar, analista de Investing.com)

Los inversores a largo plazo suelen ver las grandes correcciones del mercado de valores como oportunidades ideales para hacerse con acciones de empresas sólidas y de mucho valor a precios bajos. La caída actual, provocada por el brote mundial del coronavirus, no es diferente. Los inversores a largo plazo estarán pendientes de cuándo llega el momento adecuado para aprovechar esta situación.

Por supuesto, nadie sabe cuánto durará esto. Pero, según Benjamin Graham, el gran analista de inversiones del siglo XX y mentor de Warren Buffett, los inversores deberían reconciliarse con la probabilidad de que las acciones caigan un 33% o más al menos una vez cada cinco años.

Al cierre del lunes, el Dow, el S&P 500 y el NASDAQ Composite se situaban alrededor de un 19% por debajo de sus máximos históricos, registrados a mediados de febrero, mientras luchaban por continuar su carrera alcista de más de una década.

Por lo tanto, si usted es un inversor de los de "hazlo tú mismo" y mantiene su efectivo al margen, la reciente caída de las acciones podría ofrecerle pronto la oportunidad de comprar algunas de las mejores acciones disponibles a precios muy reducidos. Hoy, hemos elegido Netflix (NASDAQ:NFLX), con el fin de analizar si sus acciones van a ofrecer una mayor rentabilidad en esta crisis.

Netflix

Netflix

El gigante del entretenimiento en streaming se mantiene con bastante fuerza en la actual venta masiva, que ha golpeado con bastante fuerza a las acciones de las tecnológicas de alto crecimiento. Esta inesperada resistencia se produce tras la triste actuación de Netflix en 2019, cuyas acciones quedaron muy a la zaga del repunte que impulsó a tantas otras acciones de las grandes tecnológicas hasta nuevos máximos.

Pero durante el mes pasado, Netflix ha sido la empresa que mejor actuación ha ofrecido de entre las del grupo FAANG, el grupo de cinco empresas tecnológicas de gran capitalización que incluye Apple (NASDAQ:AAPL) y Amazon (NASDAQ:AMZN). Estas acciones fueron algunas de las que más contribuyeron al repunte generalizado del mercado que elevó el S&P 500 a máximo de 3.3923,62 el mes pasado.

Antes de la jornada de ayer, las acciones de Netflix habían bajado en torno a un 6% durante las cuatro semanas anteriores, mientras que el S&P 500 se desplomaba un 17%. El repunte de ayer proporcionó a las acciones una subida de más del 5%, para cerrar en 364,13 dólares.

El atractivo de quedarse en casa viendo Netflix

La teoría popular que explica la rentabilidad de Netflix en este entorno altamente bajista e incierto es que, al ser una de las acciones de servicios "para disfrutar en casa", Netflix es uno de los principales beneficiarios del COVID-19, ya que sus suscriptores pasarán más tiempo en casa viendo el contenido de la plataforma de streaming.

Esa lógica, para algunos analistas, no tiene mucho peso. Según la empresa independiente de banca de inversión y gestión de activos Needham, el virus podría perjudicar a Netflix, cuyos servicios de streaming deberían estar en la categoría de productos "de lujo" en un momento en que los salarios están en crisis.

"NFLX cobra una cantidad fija al mes y no se beneficia económicamente de las horas de visualización adicionales por parte de sus suscriptores", ha dicho la analista Laura Martin en una nota a los clientes el martes.

En lugar de centrarse en esta razón a corto plazo para comprar las acciones, en nuestra opinión, los inversores deben reevaluar Netflix en cuanto a otros catalizadores positivos. Una es que los nuevos participantes del mercado del vídeo en streaming tardarán mucho más en perjudicar significativamente la posición de liderazgo de Netflix en caso de que nos enfrentemos a una recesión seria y prolongada.

Ira siendo más difícil para los grandes rivales de Netflix gastar mucho y ampliar su cuota de mercado a medida que el interés por los demás servicios de entretenimiento disminuya cuando las personas comiencen a perder sus empleos.

Sus principales competidores, Disney (NYSE:DIS) y Apple, lanzaron sus propios servicios de streaming, Disney+ y Apple TV+, en noviembre. De cara al futuro, WarnerMedia de AT&T planea lanzar HBO Max en mayo y NBCUniversal de Comcast (NASDAQ:CMCSA) presentará su servicio Peacock en Estados Unidos el 15 de julio.

Aunque Netflix no cumplió sus expectativas de crecimiento de suscriptores en Estados Unidos por tercer trimestre consecutivo cuando publicó su informe de resultados del 4T en enero, su expansión en el extranjero continúa sin obstáculos. La compañía con sede en Los Gatos, California, registra un aumento de 8,3 millones de suscriptores en los mercados extranjeros, por debajo de los 7 millones que la compañía esperaba. Ahora tiene 167 millones de suscriptores en todo el mundo, incluyendo 60,4 millones en Estados Unidos.

Algunos analistas ven un forro plateado para Netflix en estos números. "Está claro que el compromiso con Disney+ está muy por detrás del de Netflix y esto refuerza nuestra opinión de que Disney+ no es un sustituto", ha dicho el analista de Bank of América, Nat Schindler (SIX:SCHN), en una nota, añadiendo que las horas de visualización por suscriptor de Disney+ "son muy inferiores a las de Netflix".

En conclusión

En vista de las sombrías perspectivas económicas actuales, es probable que muchas empresas tecnológicas rebajen sus previsiones de crecimiento y reduzcan sus planes de gasto. En ese escenario potencial, Netflix podría ser el beneficiario neto, ya que sus competidores retrasan sus lanzamientos y encuentran difícil atraer suscriptores.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User