A la hora de comenzar una vida en común, se hace en todos los aspectos, también en lo que respecta a las finanzas. Quizá hablar sobre cuestiones económicas no sea lo más romántico, pero resulta imprescindible si queréis evitar errores financieros de recién casados.

Son cuestiones que, si no se valoran y se acuerdan a tiempo, pueden provocar tensiones y hasta discusiones en la pareja. Por ello, debéis ser conscientes de ellas antes de dar el paso definitivo. Vuestras finanzas, y también vuestra convivencia, lo notarán positivamente. ¿Qué errores financieros de recién casados tenéis que evitar?

10 consejos para evitar errores financieros de recién casados

1. No abordar la situación financiera

No se trata de unir cuentas y repartir gastos. Antes de comenzar esa vida en común, hay que plantear todas las cuestiones que afectan y van a afectar a la pareja. Hay que conocer los ingresos de ambos, los gastos, las deudas, la capacidad de ahorro. Cuanto más claras estén las cuentas, más claro estará también el horizonte financiero de la pareja.

2. No tener planes financieros para el futuro

Y en relación con el futuro, es importante tener claro que en cuestiones económicas siempre hay que ser previsor. Mucho más cuando se va a empezar a convivir. Es básico discutir los objetivos financieros a largo plazo. Para ajustarlos, hay que valorar cuestiones tan diversas como aumentar la familia, cambiar de casa o incluso la jubilación.

Con una previsión esbozada podréis ir adaptando el presupuesto para alcanzar esos objetivos sin que vuestras finanzas se desequilibren.

3. Mentir sobre la situación financiera

Nada de lo anterior tiene sentido si se esconden datos a la pareja.  Ocultar deudas o préstamos o mentir sobre el nivel de ingresos puede tener serias consecuencias. Una mentira puede afectar a las cuentas si surge un imprevisto o nos impide hacer un presupuesto real. 

Como en cualquier otro aspecto de la vida en común, en cuestiones financieras la sinceridad es fundamental. Y con ella se evitarán este tipo de situaciones.

4. No hacer un presupuesto

Otro de los errores financieros de recién casados que debéis evitar es no contar con un plan de gastos mensual. Diseñar un presupuesto es muy importante, tanto, que el futuro financiero de la pareja depende en parte de él. Siempre hay unos objetivos comunes, pero también pueden surgir discrepancias respecto a las prioridades.

Aunque haya diferentes puntos de vista, hay que sentarse y “negociar” unas cuentas que satisfagan a ambos. De lo contrario, se puede caer en una acumulación de gastos que desestabilicen las finanzas de la pareja.

5. No trabajar en común

Decíamos que hay que negociar, pero no solo eso, hay que implicarse en la economía de la pareja. Dejar todo en manos del otro puede no ser una decisión acertada y pretender fiscalizarlo todo tampoco lo es.

Hay que pensar como un equipo. Si se unen esfuerzos y se confrontan puntos de vista será más fácil dirigir las finanzas de la pareja hacia buen puerto.

6. Combinar las finanzas en un momento inadecuado o no hacerlo

Combinar las finanzas es una decisión importante. Lo más adecuado es que cada miembro de la pareja maneje sus propias finanzas hasta el momento de iniciar la vida en común. Eso no impide que haya un fondo compartido para afrontar gastos conjuntos.

Una vez ‘bajo el mismo techo’, combinar las cuentas de ambos ayudará a ajustar mejor el presupuesto y permitirá plantearse con objetividad metas de ahorro.

7. No prestar atención a señales de alarma

Uno de los errores financieros de recién casados a los que hay que prestar atención es a ciertas señales que indican que uno de los miembros de la pareja puede comprometer las cuentas comunes.

Si hay una negativa a ajustar un presupuesto, si se disparan los gastos sin justificar o si aparece alguna deuda oculta, no hay que mirar hacia otro lado. Hablar con la pareja y enfrentarse al problema evitará males mayores en el futuro económico de la pareja.

8. Olvidarse de las deudas

Si tenéis deudas, no las arrinconéis, lo aconsejable es que las afrontéis cuanto antes. En común será más fácil. Además, liberaros de ellas os permitirá asumir gastos futuros, como los que supone tener un hijo o comprar una casa más grande.

9. Ampliar las deudas

Puede que alguna de esas deudas las adquiráis en el momento de casaros. La boda y la luna de miel suponen gastos importantes, también amueblar la casa. Siempre que podáis, debéis evitar acudir al crédito. Disponer de algunos ahorros previos o recortar los gastos en estas partidas evitará que os endeudéis y os dará mayor tranquilidad de cara a organizar vuestro futuro financiero.

10. No contar con un fondo de emergencia

Nadie sabe lo que va a ocurrir en el futuro y conviene estar preparado para imprevistos. No disponer de un pequeño colchón financiero puede suponer atravesar dificultades en caso de despido o de una avería costosa en el coche, por ejemplo. 

Incluso desde antes de iniciar la vida en común, se puede dedicar una pequeña parte del ahorro a crear ese fondo de emergencia que puede evitar alguna que otra dificultad económica futura.

¿Estás a punto de empezar la vida en común con tu pareja? En Livetopic os ayudamos a emprender vuestro futuro financiero tomando las mejores decisiones.

Podéis solicitar vuestro pasaporte financiero en pareja y conocer vuestra capacidad de ahorro, escenarios para la jubilación u otros objetivos de ahorro, posibles riesgos y recomendaciones para estar protegidos y asegurar ese futuro que queréis construir juntos. 

Este es un ejemplo de planificación financiera en pareja solicitando el pasaporte financiero de Livetopic: 

¡Obtén el tuyo ahora!