Si tienes ya 50 años o estás a punto de cumplirlos seguramente habrás empezado a pensar en planificar la jubilación. Es posible que te asalten las dudas: ¿Has sido suficientemente previsor de cara a la jubilación? ¿Podrás mantener tu poder adquisitivo? ¿Debes plantearte cambiar tus hábitos financieros?

Siempre es aconsejable planificar la jubilación cuanto antes, a ser posible en el mismo momento en el que se comienza la vida laboral. Sin embargo, aunque ya veas en un horizonte cercano el momento de la jubilación, debes saber que nunca es tarde para tomar medidas que te permitan afrontar esa nueva etapa con seguridad. ¿Qué debes hacer?

Pasos para planificar la jubilación

Crea un plan de gastos con la jubilación en mente

Muchas personas experimentan estrés y frustración para encontrar un método para controlar el gasto de forma continuada. Si te estás acercando a la jubilación, debes crear un plan de gastos proactivo que te ayude a saber dónde deberías poner tu dinero con anticipación para asegurarte de que tus gastos y tu estilo de vida (el que tienes ahora y el que quieres tener) están alineados

Hay muchos motivos por los que crear un plan de gastos. En primer lugar, los planes de gasto ayudan a evitar gastar más de lo que se ingresa y tener que aumentar las deudas en general para poder hacer frente a todos los gastos. 

Una de las razones por las que muchas personas posponen planificar la jubilación es porque están preocupados por pagar deudas. De forma que, no incrementar las deudas es el primer paso para poder incorporar en los objetivos de ahorro nuestro futuro financiero. 

Controlar los gastos también ayuda a liberar dinero extra para reducir las deudas o para aportar a un plan de pensiones

Y la mayor ventaja de hacer un plan de gastos durante la etapa final de la carrera profesional es poder anticipar cuánto dinero se va a necesitar realmente para hacer las cosas que se quiere en la jubilación. Estar al tanto de los gastos actuales proporciona información útil para poder pronosticar tanto gastos como ingresos de la jubilación y el nivel de vida futuro. 

Si necesitas ayuda para este primer paso, en Livetopic te podemos ayudar de varias formas. Obtener tu pasaporte financiero te permite conocer cuál es tu situación actual, tu capacidad de ahorro, posibles riesgos y un escenario de tu jubilación. Así como obtener recomendaciones personalizadas para emprender tu plan de acción. 

Además, te explicamos métodos efectivos para ahorrar cada mes como la fórmula de pagarte a ti primero y qué partidas no debes olvidar incluir en tu plan de gastos

Prioriza tus objetivos financieros

En esta etapa de la vida a veces se tiene múltiples objetivos a los que dedicar los recursos financieros de los que se dispone. Por ejemplo, el pago de la hipoteca, los estudios de los hijos, ayudar a los padres con su planificación financiera, ahorrar para la jubilación, etc. 

La mejor forma de priorizar los objetivos financieros es crear un plan y ponerlo por escrito. 

Además, si estás casado/a, también debes organizar tus finanzas en pareja y dedicar tiempo a planear las metas financieras conjuntas a corto y largo plazo. 

Si tienes que decidir si tiene más sentido reducir deudas, ahorrar fondos adicionales para la jubilación o invertir en un producto de ahorro a largo plazo, es conveniente que te asegures de que tus necesidades básicas estarán cubiertas en la jubilación antes de destinar recursos a los hijos o ayudar con la educación de los nietos. Ayudar a los seres queridos en su planificación financiera es algo importante que puedes hacer por ellos sin tener que descuidar tu futuro. 

Revisa tus inversiones

Analiza dónde tienes depositados tus ahorros y la rentabilidad que te ofrecen esos productos. Lo mejor es diversificar tus fondos en una cartera de inversiones, de esta manera, el riesgo se reduce. Hay productos financieros que ofrecen una alta rentabilidad, pero que están sujetos a grandes oscilaciones, mientras que los que apenas tienen riesgo no siempre son rentables.

Un asesor financiero puede ayudarte a invertir de manera equilibrada para que puedas emplear tus ahorros de manera óptima, asumiendo un riesgo con el que estés cómodo y consiguiendo los mayores beneficios.

Planifica posibles gastos en cuidados que pueden darse en el largo plazo

La Seguridad Social cubre los gastos médicos y existen ayudas para la dependencia. Pero debes tener en cuenta que hay gastos a los que tal vez debas enfrentarte económicamente. Adaptar la vivienda o contar con un apoyo en las tareas domésticas puede suponer un desequilibrio en tus cuentas, por lo que hay que ser previsor y anticiparse.

Si finalmente no necesitas invertir el dinero que hayas ahorrado para esta partida en gastos de atención, dispondrás de unos fondos que te ayudarán a vivir con más desahogo. Y para ello solo habrás tenido que hacer pequeñas aportaciones en los años previos a la jubilación.

Existen diferentes seguros de ahorro inversión que funcionan muy bien para ayudarte a canalizar este ahorro. 

Crear un plan de ingresos para la jubilación

Como comentábamos más arriba, a partir de tu presupuesto mensual puedes comenzar a tener más claro cuál es tu capacidad de ahorro. Pero además, debes proyectar cuál quieres que sea tu nivel de vida en la jubilación y los ingresos de los que dispondrás

Muchas personas posponen estos cálculos porque sospechan que no están ahorrando lo suficiente o porque no saben cómo hacerlo. La mejor de eliminar la incertidumbre y tomar medidas a tiempo es analizar y tomar decisiones. 

Aquí puedes encontrar una plantilla básica (y explicación de cómo usarla) para hacer tu plan de ingresos para la jubilación. 

Adelantar el futuro es la mejor forma de asegurarlo. Y en los 50 aún es posible planificar la jubilación. Comienza ahora, entra en livetopic y obtén tu pasaporte financiero.