Los ETFS (Exchange Trade funds) o fondos cotizados están ganando cuota de mercado en el campo de la inversión, a la vez que los fondos indexados (también denominados de gestión pasiva), lo que provoca que se generen confusiones en los inversores que tienden a asociar todas estas denominaciones al mismo tipo de producto, cuando la realidad no es así. Vamos a ver qué diferencias hay:

  1. Los EFTs o fondos cotizados no son “puramente” fondos de inversión dado que comparte características con los fondos pero también con las acciones. Su característica principal es replicar un índice bursátil y se negocian en la bolsa de valores, igual que si fueran acciones
  2. Los fondos de inversión indexados o de gestión pasiva, sin embargo son puramente fondos de inversión. Su característica principal es política de inversión es la de seguir un índice bursátil o un índice de renta fija intentando desviarse lo mínimo posible del índice.

Como característica común de ambos vehículos de inversión, es la de replicar un índice.

La finalidad de esta operativa es igualar las rentabilidades del índice (benchmark) realizando medidas de indexación, sin tener que tener un equipo de gestores destinado a realizar distintas técnicas de análisis de valores (análisis técnico o fundamental). Por otro lado, encontramos los fondos de gestión activa que, sí realizan este estudio, siempre con la finalidad de batir al benchmark.

Como consecuencia de replicar el índice y no realizar análisis de valores, los fondos que realizan este tipo de gestión, denominada la gestión pasiva (ETFs y también los fondos indexados) nos ofrecen unas comisiones más bajas que los fondos de gestión activa.

¿Cuáles son las diferencias entre fondos cotizados (ETF) y los fondos indexados?

Pues la principal diferencia, y sobre la que derivan todas las demás, es que para contratar ETFs es necesario disponer de una cuenta de valores, lo que tiene las mismas implicaciones que si tuviésemos una cartera de acciones cotizadas. Esto tiene como consecuencia:

  • Comisiones y gastos: Además de las comisiones propias derivadas de la gestión del fondo, en los ETFS, debemos asumir las propias de las cuentas de valores de nuestro intermediario financiero (depósito, custodia y los cánones y corretajes de la bolsa).
  • Transparencia: Dado que los ETFs están cotizando durante el periodo en el que está abierto el mercado, es decir, de 8,30 a 17,30 h (incluyendo subastas de apertura y de cierre) podemos obtener el valor liquidativo de nuestras participaciones en tiempo real. Sin embargo, los fondos de inversión tradicionales nos ofrecen, generalmente, un único valor liquidativo diario.
  • Operatividad: En los EFTs se pueden realizar diversas operaciones en el día, (intraday) pudiendo dar el inversor órdenes por lo mejor, ordenes de mercado y órdenes limitadas a un precio.
  • Fiscalidad: La tributación de los ETFs es la de las acciones y no la de los fondos. Por lo que las ganancias patrimoniales no están sujetas a retención.
  • Traspasos ente fondos: Los ETFs no permiten traspaso entre fondos dado que, en realidad, funcionan como valores, lo que imposibilita el diferimiento de las plusvalías que sí permiten los fondos tradicionales mediante la exención de tributar usando traspasos entre fondos.
  • Cobro de Dividendos: Los partícipes de fondos ETFs cuentan con la posibilidad de recibir dividendos, algo que no es factible en los fondos tradicionales.

¿Entonces cuáles son más recomendables, ETFs o fondos indexados?

Pues como gallegos que somos…..Depende. Lo que sí tenemos claro es qué deberíamos tener en cuenta a la hora de seleccionar un fondo de inversión.

Si bien es cierto que existe una mayor variedad de ETFS y su operativa es más ágil, creemos que va a depender del tipo de inversor que seamos.

A un inversor habitual, que haya operado en compra venta de valores, le recomendaríamos como regla general un ETF dado que podría aprovechar la agilidad en operativa que permite la compraventa de valores, con la diversificación de un fondo de inversión.

A un inversor que esté acostumbrado “solo a fondos de inversión” con un horizonte a largo plazo, que no haga un seguimiento frecuente de los mercados financieros y desconozca la operativa de compraventa de participaciones, le recomendaríamos un fondo tradicional.

Gestión pasiva y Gestión activa

Como hemos comentado en las líneas anteriores, tanto los ETFs como los fondos indexados, defienden como modelo de gestión la gestión pasiva, con el objetivo de igualar índice de referencia. En este caso, debemos recodar que este “igualar” significa tanto en rentabilidades positivas como en rentabilidades negativas, es decir, ganar y perder lo mismo que el índice. A cambio, las comisiones de gestión son más bajas.

Los fondos de gestión activa buscan superar el índice de referencia y también hablamos de escenarios positivos y negativos. Es decir, ganar más que el índice de referencia y perder menos que el benchmark en escenarios negativos. A cambio tienen unas comisiones de gestión más elevadas.

Pongamos un ejemplo con Renta Variable Española:

En el Ibex35 la ponderación que tiene el sector bancario marca una gran influencia en la evolución del selectivo español.

Un número importante de los analistas consideran que este peso es excesivo y por tanto en sus fondos de inversión en renta variable española infraponderan el peso del sector bancario, o bien ni siquiera referencian directamente su fondo de inversión al Ibex 35 (es decir, compran acciones de empresas españoles que no están dentro del Ibex).

Un fondo de gestión pasiva replicará la composición del Ibex 35. Seguramente cuando el sector bancario vaya muy bien, el fondo de gestión pasiva tendrá unas rentabilidades superiores al de gestión activa. Sin embargo, con un sector bancario débil, la evolución del fondo de gestión activa superará al índice de referencia.

Estas y otras opciones serán interesantes como vehículo de inversión cuando queramos rentabilizar nuestros ahorros o una cantidad que tenemos ociosa. Si quieres recibir un análisis más completo y recomendaciones adaptadas a tu caso, entra en livetopic y obtén tu Pasaporte Financiero.