slow finance

El movimiento Slow tiene su inicio en la Plaza de España de Roma (Italia) en 1986 y es fruto de cierta actitud contestataria por parte del periodista Carlo Petrini cuando se topó con la apertura de un restaurante Mc Donalds en este enclave histórico de la capital italiana. Consideró que se estaban traspasando los límites de lo aceptable y predijo los peligros que se cernían sobre los hábitos alimentarios de los europeos, empeñados en imitar los dictados del otro lado del Atlántico.

El movimiento slow se originó en la década de los 80, pero hoy abarca otros ámbitos muy diferentes. Desde la pionera slow food, que busca salvaguardar las tradiciones gastronómicas locales, hasta el slow tech, que propone fomentar un uso inteligente de las tecnologías, evitando su uso excesivo y abusivo; o la slow fashion, que propone dejar de lado la ropa desechable y clónica y fabricar piezas clásicas de calidad que duren años.

La principal intención del movimiento Slow es mostrarnos la posibilidad de llevar una vida plena y desacelerada, haciendo que cada individuo pueda controlar y adueñarse de su existencia.

El Slow Finance no es una recomendación de inversión, sino una actitud ante las prisas y la vorágine de información de los mercados.

Para aplicar esta forma de hacer tienes que poner de tu parte y, por ejemplo:

  • Renunciar a creer que hay que hacerse rico rápido aceptando que nuestro patrimonio se va creando a lo largo del tiempo.
  • Planificar a medio y largo plazo dejando de lado el vértigo del corto.
  • Desconectar y romper con la adicción de la información permanente.
  • así como se recoge en el Manifiesto de Renta 4 -gestora que aplica esta filosofía-)

Como podemos observar el factor tiempo es el factor más importante. La vorágine en nuestras vidas nos lleva a actuar con la misma premura en nuestras inversiones. Esto, nos lleva a cometer los clásicos errores del corto plazo.

Con esto no queremos decir que todo nuestro dinero se deba invertir a largo plazo, sino que debemos estructurar nuestro capital de la siguiente manera:

  1. Una cantidad para necesidades inmediatas.
  2. Una cantidad para contingencias inesperadas.
  3. Por último, el remanente que es el que debemos invertir a largo plazo.

Puedes consultar más sobre esta cuestión en el siguiente post: Cómo calcular y de qué depende tu capacidad de ahorro.

¿En qué tipología de productos invertir?

Invertir a largo plazo en los mercados financieros consiste, de manera resumida, en comprar valores cuyo precio actual está por debajo de su precio potencial. Obteniendo así, rentabilidades a medida que los valores se vayan revalorizando o acercando a su precio objetivo (precio potencial).

Este análisis lo podemos hacer nosotros mismos, pero requiere conocimientos y un estudio pormenorizado previo. En livetopic intentamos facilitarte esa información de una manera ordenada y con recomendaciones de futuro obteniendo tu pasaporte financiero.

Otra opción es delegar esa labor a profesionales dedicados exclusivamente a eso, e invertir en productos como pueden ser los fondos de inversión, los cuales, dentro de la política de inversión, tienen en cartera aquellos valores que consideran que tienen un potencial crecimiento.

El ejemplo de 2018

El año 2018 ha sido un año especialmente malo para los principales índices bursátiles mundiales. Y como siempre pasa cuando las pérdidas aparecen en los mercados, las salidas de capitales en los fondos de inversión son muy elevadas.

Supongamos un ciudadano medio que tiene 30.000 € con un horizonte temporal de medio o largo plazo que haya contratado un fondo de renta variable en el 2018 o 2017. Si en el mes de diciembre (especialmente complicado debido a la gran volatilidad de los mercados en ese mes) empieza a consultar el valor de sus posiciones todos los días, lee varios periódicos económicos diariamente, entra en pánico y decide vender todas sus posiciones no está aplicando la filosofía slow finance.

Que debería tener en cuenta este inversor:

  1. La opinión y recomendación del profesional asesor.
  2. Su horizonte temporal para la inversión.
  3. Las causas de esas pérdidas en los mercados (se las explicará el profesional asesor).
  4. Tomar una decisión en base a los 3 puntos anteriores y no en base a las pérdidas del momento.

Una posible opinión del profesional en ese momento podría ser que las caídas bursátiles de este año 2018 están muy condicionadas por factores sociopolíticos (por ejemplo: la guerra comercial Usa-China, el Brexit, la formación de Gobierno en Italia, etc.) pero que los principales indicadores nos dicen que la bolsa está barata y que se espera una revolarización en los próximos meses de los principales índices. Dado que no necesitas el dinero en el corto plazo (su horizonte temporal es de medio/largo plazo), le aconsejará mantener posiciones o en su caso trasladar posiciones a un fondo refugio para volver a entrar cuando el “ruido” se despeje.

El inicio del año 2019 ha sido especialmente positivo por lo que si el cliente hubiese esperado habría recuperado gran parte de las pérdidas. En el caso contrario, si hubiese vendido asumiría las pérdidas y se quedaría con un gran poso de fracaso.

Las bases de la filosofía Slow Finance son universales y las principales premisas para aplicar esta filosofía son:

  • Contrata solo aquello que conozcas y entiendas.
  • Tu patrimonio se construye a lo largo del tiempo, renuncia a intentar hacerte rico rápido.
  • Plantea tus inversiones siempre a medio o largo plazo.
  • Déjate asesorar por expertos que merezcan tu confianza.
  • Las decisiones finales son sólo tuyas y debes sentirte cómodo con ellas.
  • No te dejes llevar por la rapidez mal entendida, por la vorágine, por la velocidad.
  • Mantente fiel a una estrategia y no te sometas a la volatilidad del mercado.
  • Selecciona la información: qué necesitas y cuándo la necesitas.

El horizonte temporal para planificar nuestras finanzas es un elemento clave, existiendo necesidades en el corto el medio y largo plazo. Para saber más sobre el momento en que te encuentras como inversor puedes consultar: Cuales deberían ser tus objetivos financieros según tu edad

Cómo hemos planteado, la información es poder y justamente esa es una de nuestras máximas: “trasladar el poder informacional al cliente para que contrate más y mejor”. Entra en Livetopic y obtén tu pasaporte financiero será una buena base para rentabilizar tu dinero.