Micappital
Micappital
Fondos indexados, no es oro todo lo que reluce

Fondos indexados, no es oro todo lo que reluce

3
Me gusta
2
Comentar
Guardar

Estamos viviendo un boom de los productos indexados, ya sean fondos de inversión indexados, planes de pensiones indexados o ETFs, que cada vez captan más fans por este tipo de gestión.

No solemos hacerlo, pero creo que esta vez merece la pena recalcar que nuestra independencia nos permite dar una opinión totalmente objetiva y real de cualquier producto. Mucho de lo que vas a leer en internet tiene un interés económico por detrás a base de comisiones por venderte un producto.

Con esto en mente aquí va nuestro análisis completo como si se lo estuviéramos contando a nuestro mejor amigo.

Invertir en fondos indexados

Hoy queremos entrar en detalle de lo que hacen, como lo hacen y cuál es nuestra opinión como asesores independientes al respecto de estos productos.

Lo primero que queremos analizar es porque hay tanto interés por este tipo de inversiones, como han crecido tanto en poco tiempo.

¿Fondos indexados algo más que un buen marketing?

En los últimos años hemos visto un interés creciente por este tipo de productos. Esta corriente viene impulsada por el mercado de EEUU donde este tipo de productos ya forman parte de las carteras de los inversores.

Este éxito viene por dos razones principales:

  1. Las altas y opacas comisiones de algunos productos de inversión: se ha abusado durante mucho tiempo de «colocar» a los clientes productos con comisiones muy altas, y no se ha informado correctamente de esas comisiones a los clientes. Los clientes no sabían cuánto estaban pagando. La regulación está obligando a que las comisiones sean completamente transparentes a los clientes.
  2. Mala rentabilidad: hay muchos productos de inversión que no son capaces de generar una rentabilidad mínima por la que merezca la pena pagar una comisión de gestión.

Si tenemos en cuenta estos dos aspectos tiene sentido que haya un interés por un producto que es muy barato en comisiones y que te va a dar el rendimiento medio del mercado en el que invierta.

En cuanto eres capaz de transmitir estos dos mensajes negativos a un público objetivo y les ofreces una solución como los productos indexados tiene sentido que empiecen a aparecer muchos «fans».

Desmontando mitos en los fondos indexados

El mensaje con el que este tipo de productos triunfa, que, seguro que has leído muchas veces, es que solo un porcentaje muy pequeño de los fondos es capaz de batir a su índice de referencia.

El 82% de los fondos no es capaz de batir a su índice de referencia de forma consistente. Y nuestra opinión sobre esto es…DEPENDE

Esta afirmación es cierta, y además es muy interesante que se haya llegado a sacar este dato.

Pero tiene sus matices, no es oro todo lo que reluce. Este estudio se refiere al mercado americano, que es el más eficiente y donde es más difícil batir a los índices. Hay otros mercados donde se bate con mucha mayor facilidad a los índices.

Por otro lado, si analizamos la cantidad de fondos y sus estrategias, nos damos cuenta de los siguiente: Aunque en porcentaje son pocos los que baten al índice, en España hay unos 14.000 fondos disponibles, tomando ese 18% de fondos que batirían a sus índices, tenemos más de 2.500 fondos que baten de forma recurrente a sus índices.

Hay que tener en cuenta que los fondos indexados son los primeros que no van a batir a su índice porque lo copian, pero con una comisión, por lo tanto los incluimos en ese 82% de fondos que no baten a sus índices.

Por lo tanto, no es fácil batir a un índice y en ciertos mercados aún es mucho más difícil. Pero la realidad es que hay muchos productos donde elegir.

Parte del actual éxito por este tipo de productos se debe a durante los últimos años hemos visto índices importantes con muy buenas rentabilidades, difíciles de batir. Pero si miramos al pasado hemos visto ejemplos de mercados en los que los índices no han dado rentabilidad en el largo plazo, en cambio la gestión activa sí. Como siempre, todo depende del ojo con el que lo mires.

No siempre es oro todo lo que reluce, ni en la gestión activa ni en la gestión pasiva.

Ventajas y desventajas de los productos indexados

Ventajas

  1. Inversión fácil y sencilla: no hace falta tener un gran conocimiento financiero para entender esta inversión y el producto, normalmente, es muy sencillo.
  2. Barato: esta sería la gran ventaja, hay un ahorro en las comisiones que afectaría directamente a la rentabilidad.
  3. Muy eficiente para algunos mercados: para invertir en algunos mercados es sin duda una opción muy buena.
  4. Diversificación: al ser un producto ligado a un índice, tiene una buena diversificación. Estás contratando un índice entero, en vez de una acción concreta. Minimiza riesgos
  5. Seguimiento sencillo: si inviertes en un fondo indexado, te vale con mirar ese índice para saber su comportamiento. (en algunos casos puede ser un poco más complejo, ya entraremos en este punto)

Desventajas

  1. Necesidad de gestión activa: aunque apuestes por la inversión pasiva, seguirás necesitando ser activo para elegir el producto y la zona a la que quieres indexarte.
  2. Mercados no óptimos: hay muchos mercados en los que la inversión indexada no es eficiente. Es un coste de oportunidad muy alto invertir en un índice entero, pudiendo hacer una selección de acciones.
  3. Disponibilidad en España: no es fácil que tu banco te permita comprar estos productos. Cada vez más bancos los empiezan a ofrecer. Hay también algunos roboadvisors que los ofrecen, sería una opción que debemos estudiar.
  4. No hay correcciones profesionales: si tu dinero está invertido en un producto indexado a un mercado que no va bien el gestor no va a tomar decisiones, tú debes estar pendiente para cambiar de producto.

Tanto si decides invertir de forma activa, como si decides indexarte el gran reto es no dejarte llevar por las emociones. Hemos visto mercados muy alcistas donde los inversores no han ganado dinero, ni de forma activa, ni de forma pasiva por equivocarse en sus decisiones.

El mejor ejemplo de esto fue el fondo de Peter Lynch, uno de los inversores más famosos de la historia.

Su fondo fue uno de los más rentables del momento, dio una rentabilidad media de un 21,8% cuando permitió la entrada de inversores privados, pero estos inversores ganaron de media un 13,4%.

Esta diferencia de rentabilidad fue por comprar cuando el fondo había subido y vender cuando el fondo bajaba. Es decir, dejarse llevar por la euforia o por el pánico.

Hay muchos ejemplos de este estilo que nos ayudan a mostrar al inversor que el producto debe ser bueno, pero la disciplina es casi o más importante.

Conclusiones y opinión independiente de Micappital

Los fondos indexados son un producto bueno, con calidad y con un coste muy razonable. Inversión low-cost con resultados buenos.

Es un sector que está creciendo mucho y parece que todavía le queda bastante recorrido por delante, se hablará mucho durante los próximos años.

Creo que una de las mejores noticias del crecimiento de los productos indexados es que por fin los fondos de los bancos tienen competencia. Esta es la mejor noticia posible para un inversor.

Los bancos se han puesto las pilas bajando comisiones y haciendo esfuerzos para mejorar la calidad de sus productos.

Para nosotros como asesores independientes, cuantos más productos para invertir haya, y mejores condiciones tengan estos productos, mejor. Si además sirve para que el resto de la industria se ponga las pilas mejor aún.

Tenemos más donde elegir y de mejor calidad para ayudar a nuestros clientes a rentabilizar sus ahorros.

Como asesores nuestra recomendación sería tener muy en cuenta este tipo de productos para las carteras, pero no recomendamos invertir todos los ahorros en productos indexados por varias razones.

Hay mercados donde deberías tener una parte de tu inversión en los que los fondos indexados no son tan eficientes y podemos aprovechar la gestión activa para sacar el máximo de ese mercado.

La diversificación está bien para empezar, pero… si invertimos en un índice, es decir compramos las acciones en el porcentaje que representan de ese índice, nunca vamos a poder aprovechar las oportunidades baratas y siempre vamos a tener más dinero en las acciones que más han subido. Vamos con el pie cambiado.

Además, los índices mundiales tienen un gran peso en los mercados que más han subido, por lo que si hay burbujas nos van a estallar con mucho más dinero expuesto a ellas.

Esto no es un problema grave, pero si una razón para que tu dinero este diversificado también entre gestión pasiva y gestión activa.

También es importante recordar que contratar productos de gestión pasiva implica tomar decisiones de gestión activa: decidir en que mercado inviertes, que porcentaje de tu cartera está en un mercado o en otro, invertir todo de una sola vez o hacer varias aportaciones… etc todas ellas son decisiones que vas a tener que tomar y que tendrán bastante repercusión en tu rentabilidad.

La gestión activa tiene muchas ventajas y también desventajas, igual que la gestión pasiva.

Por ello, es fundamental combinarlas, ponerlas a competir entre si y sacarle el máximo resultado a tu inversión, optimizando al máximo el nivel de riesgo.

Por último, lo más importante es no equivocarte en las decisiones que tomes, que las emociones no te jueguen una mala pasada. Si tienes productos buenos, estás bien diversificado y haces aportaciones mensuales a tu cartera solo te queda ser paciente y no dejarte seducir por el marketing.

El resumen de este artículo se publicó en versión digital y en papel en el periódico Cinco Dias, os dejamos el link aquí.

0 ComentariosSé el primero en comentar
User