¿Eres un "mente fría"?

Una y otra vez se repiten año tras años la misma sucesión de pensamientos y sensaciones cuando los mercados se ponen en estado de alerta. Y además en este orden:

1.- Pensamos que volvemos a entrar en otra crisis mundial, la idea de salir del mercado cada vez la vemos más clara.

2.- Pasan los días y parece que la crisis mundial no va a ser esta vez, empezamos a pensar en aprovechar el amago para comprar un poco.

3 - Tu inversión se empieza a recuperar del batacazo, ha pasado 1 semana y tienes claro que no es una crisis, sólo una corrección.

4.- Debido a la tendencia de recuperación decides tomar la delantera al mercado y compras un poco más.

5.- Nos damos cuenta qué una vez más podíamos haber aprovechado mejor la oportunidad, a pesar de haber sido valientes y comprar con el miedo que aún hay en el mercado no hemos sido "mentes frías".

6.- Analizando la operación no hemos ganado en rentabilidad, hemos sufrido la caída y con mucho miedo e incertidumbre hemos decidido tomar una decisión valiente y arriesgada para comprar, pero no hemos sacado provecho.

Ya que estamos dispuestos a ser valientes y arriesgados, y conocemos como funcionan las correcciones habituales del mercado, ¿por qué no somos "mentes frías"? 

Si soy suficientemente valiente, mi tolerancia al riesgo me lo permite, y decido que voy a aprovechar la corrección debería hacerlo en el momento de más miedo, es ahí donde están las mejores rentabilidades, también donde existe el mayor riesgo.