Seguramente puedes plantearte que para que haya rentabilidad no puede haber sostenibilidad y viceversa. Que encontrar empresas rentables en el largo plazo no es posible si no es mediante el daño al medio ambiente. Y que las empresas sostenibles, o están subvencionadas o dependen al 100% de los estados.

Y puede que, durante muchos años, haya sido difícil encontrar una empresa rentable cuyo negocio esté basado en el desarrollo sostenible o en cualquiera de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).  Pero esto está cambiando.

Antes de ello, vamos a explicar qué es la rentabilidad.

¿Qué es la rentabilidad financiera?

La rentabilidad financiera es la relación existente entre los beneficios obtenidos a partir de invertir recursos propios, es decir, nuestro dinero. Es el rendimiento que obtenemos de nuestras inversiones y suele venir expresado en porcentaje.

Por ejemplo, si inviertes 1.000€ en una empresa en 100 acciones de 10€ y al año pasan a valer 11€, obtienes una rentabilidad del 10% y 100€ sobre tu inversión inicial. Se calcula de la siguiente manera:

Rentabilidad financiera= (Beneficio / recursos propios)*100

Rentabilidad financiera = (100/1000)*100=10%

Ahora vamos a hablar sobre la sostenibilidad:

¿Qué es la inversión sostenible?

La inversión sostenible es un enfoque de inversión que tiene en cuenta a aquellas empresas con criterios de tipo ambiental, social y de gobierno corporativo con el objetivo de lograr un impacto social positivo. Se trata de invertir en empresas que traten de mejorar el mundo y hacerlo sostenible en el largo plazo.

En la búsqueda de este desarrollo sostenible, en el que cada vez se implican más las empresas, gobiernos y la sociedad; también ha llegado al mundo de la inversión.  Los inversores saben apreciar el valor añadido de las inversiones verdes, y las nuevas generaciones están cada vez más convencidas de que a través de la inversión de los ahorros se puede mejorar el mundo. 

Por estas razones no es incompatible encontrar empresas que generen rentabilidades presentes y futuras cuya actividad esté basada o genere un desarrollo sostenible.

Como inversor particular tienes la opción de multiplicar tus ahorros mientras ayudas a mejorar el planeta y dejar a las generaciones venideras el mundo mejor que como lo encontramos.

¿Cómo hacerlo?

A través de la inversión en fondos de inversión verdes y sostenibles, que han nacido para responder a esta demanda, puedes multiplicar tu patrimonio escogiendo aquellos que se adapten a tu perfil de riesgo, es decir, más conservador o más arriesgado.

Una rentabilidad atractiva ya no es suficiente para convencer a los inversores y dejará fuera de juego a todos aquellos actores incapaces de alinear sus objetivos económicos con los de responsabilidad social y sostenibilidad. Por lo tanto, no es solo posible la rentabilidad y la sostenibilidad, sino que es probable que en un futuro sea una parte crucial de cualquier economía, desarrollada o no y, por lo tanto, el futuro.

Además de los fondos de inversión verdes, Micappital ECO nació para responder a esta demanda de los inversores. Es el nuevo servicio de asesoramiento financiero que ayuda a invertir tus ahorros de forma sostenible, rentable y con un impacto social positivo. El objetivo es ayudar a que cada ahorrador pueda invertir su dinero en empresas que generen un impacto positivo en el planeta, mientras su patrimonio crece. Por supuesto, este plan se adapta a cada uno de nuestros clientes en función de su perfil de riesgo.

Es un sector que tiene futuro por la gran inversión que va a tener lugar en los próximos años por lo que se puede considerar un sector defensivo. Aunque rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras, podemos observar como los fondos de impacto se anotan una rentabilidad del 16% anualizado los últimos 3 años o como los fondos de inversión centrados en el agua se anotan un 13% anualizado.

Desde Micappital Eco hemos dividido las inversiones verdes en 9 sectores que hemos definido así:

  1. Salud
  2. Educación de calidad
  3. Agua
  4. Energías no contaminantes
  5. Innovación e infraestructuras
  6. Reducción de las desigualdades
  7. Producción y consumo responsable
  8. Clima
  9. Vida terrestre

Puedes escoger invertir en los 9 o solo en aquellos que más te interesen. Nos adaptamos a tu perfil y, siempre ofrecemos productos pensando en la rentabilidad y pagar las menores comisiones.